‘Nomás nos dan atole con el dedo’

  • Karla Gabriela desapareció, el 21 de julio pasado y no hay avances en su caso. Foto: Cortesía
  • Ulises desapareció desde el día 22 de enero en el municipio de Tecalitlán. Foto: Cortesía
Enrique Osorio/Mural

Jalisco, México (30 abril 2018).- En el olvido se sienten un par de las miles de familias que tienen parientes desaparecidos en Jalisco.

Cuestionadas sobre el despliegue que hizo el Gobierno del Estado en el caso de los tres estudiantes de cine, esta fue la percepción de los papás de Karla y Ulises, ambos desaparecidos en su minoría de edad, en junio y en enero pasado, respectivamente.

“Yo aquí lo que veo que hicieron su despliegue, según todas sus ruedas de prensa y recompensas, porque ya vienen las elecciones y no quisieron salir tan quemados”, dijo el papá de Ulises Adair Cardona Flores.

El joven desapareció el pasado 22 de enero en las afueras del Municipio de Tecalitlán, y de acuerdo con un testigo, un amigo suyo que fue localizado golpeado, quienes se lo llevaron fueron integrantes de la Secretaría de Marina.

Luego de 99 días de la desaparición, los padres del joven de 17 años aseguran que ni la Fiscalía General ni la PGR, las dos instancias ante las que denunciaron el caso, les dan algún avance, algún indicio, para saber dónde está Ulises.

“Solución no nos van a dar, nomás nos van a hacer pen, la verdad, nomás nos dan atole con el dedo”, expuso el progenitor.

Por su parte, la mamá de Karla Gabriela Macías Cortés, joven embarazada y desaparecida en Tlaquepaque, en los límites con Tlajomulco, lamentó que el Gobierno no dé la importancia por igual a todos los casos de desaparecidos.

“A mí me desconcierta cuando hay tres jóvenes desaparecidos, estudiantes, que ellos tienen una recompensa de equis cantidad, y yo me pregunto ‘¿todos los mexicanos tenemos diferente precio?'”, lamentó la madre.

Karla desapareció junto a otros cuatro jóvenes el 21 de junio pasado y sus familiares han acusado retrasos tanto en la solicitud de datos telefónicos de los afectados como en la obtención de muestras de ADN.

“Son cinco jóvenes desaparecidos cuando desaparece mi hija, hay una versión que fueron detenidos por la Policía, que ellos en su momento todavía no lo toman con certeza porque no se revisaron las cámaras en su momento”, acusó María.

Javier, Marco y Daniel desaparecieron el 19 de marzo en Tonalá y por información para encontrarlos el Gobierno de Jalisco ofreció una recompensa de un millón de pesos.

Por el caso, el Estado pidió al área de genética trabajar 24 horas, así como la colaboración de la Policía Federal y la posibilidad de que peritos externos revisen el caso, así como una rueda de prensa en la que presentó avances.

 

Anuncios