Alertan descargas

  • Hace unas semanas fue cuando se disparó la intranquilidad entre los vecinos, pues una capa de color verde cubrió el agua en la parte oriente del vaso regulador. Foto: Julio Cárdenas
     Julio Cárdenas/Mural
Guadalajara, México (26 abril 2018).- La angustia regresó a los alrededores del vaso regulador El Deán.

Luego de la intervención realizada hace un año para aumentar su capacidad a 369 mil metros cúbicos, vecinos aseguraron que han visto descargas de contaminantes que atentarían en contra de la salud pública.

“Por las alcantarillas salían desechos del rastro, incluso hasta sangre y vísceras (…), supuestamente por tratar de evitar un riesgo a la población está trayendo un riesgo mucho mayor (para nosotros)”, dijo Miguel Torres Navarro, vecino inconforme.

Hace unas semanas fue cuando se disparó la intranquilidad, pues una capa de color verde cubrió el agua en la parte oriente del vaso.

Lo que fue considerado por colonos como materia nociva, se trata de una planta conocida como lemna -o lenteja de agua, de manera coloquial-, que se reproduce de forma vegetativa cuando hay agua y materia orgánica.

Según Martha Cedano Maldonado, investigadora del Departamento de Botánica y Zoología de la UdeG, no genera afectaciones en lagos superficiales, como es el caso de El Deán.

“No es un alga y no está contaminando el agua, al contrario, está creciendo en presencia de nutrientes que a ella le benefician y esta planta sirve de alimento para las aves migratorias”, explicó.

“No hay organismos como peces, almejas u otros organismos que crezcan en el agua, entonces no causa ninguna afectación, todo lo contrario”.

Agregó que sólo hay afectaciones en cuerpos de agua naturales, al no dejar que la luz llegue al fondo, impidiendo el crecimiento de plantas que reproducen alimentos para otros organismos.

Sin embargo, aseguró que sí hay presencia de otros contaminantes, luego de realizar una visita el pasado fin de semana.

“Vi llantas, vi ropa, vi zapatos, plásticos, entonces eso sí, si es un parque se debería de cuidar que no hubiera contaminación por basura, porque la planta que está ahí, realmente no es un contaminante, está ahí porque hay presencia de agua y de materia nutritiva” puntualizó.

El vaso regulador El Deán se pintó hace unas semanas de verde; vecinos lo atribuyen a contaminación y Martha Cedano, de la UdeG, asegura que es la planta lemna.

 

Anuncios