Deja 22 de abril heridas abiertas

MONUMENTO. La Estela contra el olvido recuerda la tragedia del 22 de abril de 1992, la cual dejó 212 muertos. (Foto: Grisel Pajarito)

A las 10:05 horas del 22 de abril de 1992 se desató una serie de explosiones en el colector intermedio de oriente, en la Perla Tapatía, hecho por el que quedaron destruidos 8 kilómetros de calles, más de mil viviendas, 450 comercios, 100 centros escolares y 600 vehículos, según recuerda la Universidad de Guadalajara (UdeG). Hoy se conmemora el aniversario 26 de esta tragedia que, a la fecha, mantiene heridas abiertas en la ciudad.

“Al igual que la frecuencia de un radio que va subiendo de volumen” es como Sonia Solórzano describe el momento de despertar, en medio del caos, después de estar sepultada bajo cuatro cuerpos sin vida al interior de un autobús, el cual voló dos veces por los cielos después de que una calle del Sector Reforma estallara el 22 de abril de 1992.

“Tenía 19 años, a las dos cuadras tomé el camión y me tocó la explosión. Lo único que recuerdo es un golpe muy fuerte en la parte de abajo y después todo se me puso negro (…) desperté y eran muchos gritos, muchos quejidos. Los que se me grabaron fue cuando me decían: ‘sí está viva, se está moviendo’”, cuenta a este medio.

En la semana, NTR Guadalajara publicó que en el Fideicomiso de Apoyo de Seguridad Social (Fiass), ente creado para atender a los heridos de esta tragedia, señalan que durante la administración del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz han sufrido varias suspensiones de medicamento y que perciben un presupuesto insuficiente. Este fondo es representado por Solórzano.

Para no olvidar este hecho, en el Jardín de San Sebastián de Analco se instaló el monumento Estela contra el olvido, del artista Alfredo López Casanova, el cual rinde tributo a los 212 muertos, 69 desaparecidos y mil 470 lesionados que dejó este suceso lamentable.

FV/I

 

Anuncios