‘No tengo vida, no puedo más’

  • 1
    La madre de Javier Salomón no cesa en su búsqueda. Foto: Tomada de Facebook
Enrique Osorio/Mural

Guadalajara, México (19 abril 2018).- 
Hace un mes, Alicia recibió una llamada telefónica. Inmediatamente después tuvo que dejar su vida en Mexicali, Baja California, y a sus dos hijas, para venir a Guadalajara. Ahora se la pasa día con día acudiendo a la Fiscalía en busca de respuestas, en busca de su hijo.

Ella es madre de Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años, uno de los tres estudiantes de cine cuya desaparición ha cimbrado a la sociedad tapatía y la movilizó para exigir un alto a estos casos.

El dolor, angustia y desasosiego se han enraizado no sólo en Alicia, sino en toda su familia.

“Se descompone, se abre la familia por una persona desaparecida, hace mucho daño, es una cosa espantosa, estoy psicológicamente mal, triste.

“Yo no tengo vida, señor, yo no puedo más, no puedo más, yo ya quiero que me los entreguen vivos, a él y a sus amigos, esto no se lo deseo a nadie y esperamos respuesta mañana (hoy) que se cumple el mes”, aseveró.

Una amiga suya le abrió las puertas de su casa en Guadalajara y casi todos los días acude a la Fiscalía con la esperanza de tener una novedad, una pista, una buena noticia que vaya encaminada hacia la localización de Javier y sus amigos.

Fue hace 8 meses que vio salir a su hijo de su casa en Mexicali, pues él quería estudiar cine en Guadalajara.

Unos meses antes de su partida, su tía Edna -hermana del papá-, lo había contactado vía Facebook, luego de 18 años de haberse distanciado de la familia.

Aunque Alicia se divorció del papá de Javier, confió en que su hijo estaría bien; sobre todo pensó en sus ilusiones, en su sueño de convertirse en cineasta.

“Nosotros no teníamos lazos con ellos desde hace 18 años, yo dije: ‘¿que se independice y esté solo? es peligroso, bueno está bien, que se vaya con su tía, que ella me le va a estar echando un ojo’, pero pues desgraciadamente por allá por Periférico fue que los ‘levantaron'”, recordó.

Javier, Daniel y Marco desaparecieron hace un mes durante la filmación de un corto como parte de su tarea, la cual buscaban terminar durante las vacaciones.

Según las indagatorias, los tres fueron “levantados” por hombres armados que dijeron ser de la Fiscalía.

Como parte de la investigación, detuvieron a Edna por lenocinio, pero Alicia dice no tener nada en contra de ella, hasta saber qué pasó con Javier.

“Están las investigaciones muy fuertes, hay puras hipótesis, que yo las quisiera saber (cuál es la verdad), imagínate, soy la primera, soy la madre, no puedo más”, reconoció.

Desde que Alicia se vino a Guadalajara no ha podido ver a sus hijas, lo que se suma a su pena.

Hoy, a un mes de que su hijo Javier Salomón desapareció junto con Marco García y Daniel Díaz, seguramente Alicia estará de nuevo en las puertas de la Fiscalía, con la esperanza intacta de reencontrarse con él.

Hora de publicación: 00:00 hrs.

 

Anuncios