Exigen proteger el Cerro del Tesoro

  • En la zona se ven pueden ver los predios escarbados por maquinaria donde habrá vivienda. Foto: Maricarmen Galindo
  • Según vecinos, los desarrollos inmobiliarios en el Cerro del Gachupín o del Tesoro afectarían la captación de agua de lluvia. Foto: Maricarmen Galindo
Jonathan Bañuelos/Mural

Guadalajara, México (17 abril 2018).- Lo que un día fue un espacio ecológico para el esparcimiento de familias, se está convirtiendo en una zona devorada por fraccionamientos.

Al igual que el Cerro del Cuatro, en el Cerro del Gachupín -popularmente conocido como del Tesoro, con una altura de mil 750 metros sobre el nivel del mar- se han edificado viviendas con el consentimiento del Ayuntamiento de Tlaquepaque, denunciaron colonos.

Subrayaron que incluso las empresas constructoras y el Municipio han ignorado una suspensión definitiva que obtuvieron a su favor vecinos de colonias aledañas, por parte del Juez Sexto de Distrito en Materias Administrativa y del Trabajo.

El documento, con fecha del 22 de septiembre de 2016, exige a las autoridades que cuiden que las obras que se realicen en el cerro se hagan sin talar árboles, ni sustraer material geológico, ni que afecte los recursos hidrológicos de la zona.

En noviembre de 2017, el mismo juzgado reconoció que había un incidente de incumplimiento de la suspensión, por lo que hizo un llamado al Ayuntamiento de Tlaquepaque para que atendiera el tema.

Sin embargo, relató Milagros González, integrante de la asociación Cerro Guardián del Agua, las obras de edificios habitacionales no se detuvieron.

En un recorrido realizado por MURAL el pasado 26 de marzo, se observó personal y maquinaria de construcción trabajando en las laderas del cerro, donde hay partes desgajadas; vecinos refirieron que el ruido de las obras es a todas horas.

“Han hecho desastre y medio, abriendo calles por todos lados, pero lo más crítico es que si impermeabilizan todo el cerro nos vamos a quedar sin agua, porque es una de las principales zona de captación de agua de lluvia”, mencionó González.

Hasta cinco desarrollos inmobiliarios a cargo de la empresa InverDesarrollos, y uno llamado Livup Student Residences, a cargo de la empresa Torre Las Fuentes, son los que se construyen en la zona; según las páginas web de los desarrollos, ofrecen jardines exclusivos y vistas panorámicas de la Ciudad.

“Nuestra lucha es para que el cerro siga con su función natural, que es captación de agua de lluvias, que se pueda visitar por cualquiera, hacer sus días de campo ahí, sé que es mucho trabajo recuperar esto, sobre todo la flora y la fauna”, indicó.

Agregó que anteriormente las familias de las colonias aledañas acudían al cerro para realizar días de campo y actividades ecológicas; sin embargo, actualmente no pueden subir porque está bordeado por alambrado.

MURAL publicó ayer que pese a que es una zona de recarga de mantos acuíferos y tiene riesgo de deslizamientos y problemas de contaminación, el Cerro del Cuatro se está poblando con aval del Ayuntamiento de Tlaquepaque.

Al menos 9 proyectos de vivienda fueron avalados por la actual Administración, entre 2015 y 2017, lo que se traduce en mil 846 viviendas en un área de 727 mil 358 metros cuadrados.

Lamentan aval a vivienda

El coordinador del colectivo Vecinos Solidarios de Tlaquepaque, Gustavo de la Torre Navarro, lamentó que la actual Administración municipal autorice la construcción de fraccionamientos en el polígono del Cerro del Cuatro, pese a la contaminación atmosférica.

Aseguró que esto sólo aumenta la afluencia vehicular y el desabasto de agua, generando problemas de salud para unas 40 colonias.

“Están viendo disminuido el abastecimiento (de agua), precisamente por los nuevos asentamientos”, dijo.

Agregó que son enfermedades respiratorias las que azotan a los habitantes de la que quizá sea la zona más contaminada de la Metrópoli.

En abril de 2017, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) emitió una recomendación dirigida a varias autoridades, entre ellas Tlaquepaque, para que atendieran el problema de la polución, priorizando las áreas verdes.

De la Torre Navarro afirmó que, a un año de esa resolución, no han visto cambios tangibles.

 

Anuncios