‘Víctimas estaban solas’

  • Está rebasada área de Desaparecidos y agencias no pueden con tantos casos. Foto: Raúl Zepeda
Tania Casillas/Mural

Jalisco, México (16 abril 2018).- Aunque 2018 ha reunido casos emblemáticos, las desapariciones se asentaron en Jalisco desde 2009 y recrudecieron en 2017, según datos del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD).

“Por muchos años, las víctimas estaban solas, estaban sin el respaldo de la sociedad civil, estaban sin el respaldo de los medios de comunicación, estaban solas con sus propias luchas, con sus búsquedas”, lamentó la Coordinadora del Área de Incidencia del CEPAD, Anna Karolina Chimiak.

Recordó que los primeros casos que el CEPAD comenzó a asesorar sucedieron en 2009; para 2012, Jalisco ocupó el tercer lugar a nivel nacional con mayor número de desaparecidos y su rango ha variado al segundo y cuarto lugar, pero el problema no fue reconocido por el Gobierno, ni abordado por los medios de comunicación.

“Seguramente uno de los factores más grandes también fue el miedo”, enfatizó.

Los miembros de Por Amor a Ellxs consideraron que si la sociedad está unida se puede recuperar a más personas desaparecidas, ya sea que se documente y se difunda cuando una persona está siendo desaparecida o se exija que las autoridades hagan su trabajo.

“No se sensibiliza la sociedad, creen que jamás les va a pasar. Los únicos que buscan a las personas desaparecidas, es la familia y a veces realmente no es toda la familia, sino algunos miembros, porque también se desintegran las familias”, reconoció por su parte un miembro del colectivo.

Chimiak conminó a que este movimiento en torno a la problemática de las personas desaparecidas no se diluya, sino que sea más fuerte cada vez para exigir resultados de las autoridades.

“Y que apuesten a la memoria, a la verdad y no al olvido de todo lo que está pasando y que se sumen al dolor de las víctimas”, invitó por su parte, Anna Karolina.

“Que no sea temporal, que no dure unos meses, que se mantenga, que sea una exigencia, que sea constante, que sea una presión que pueda realmente transformar la realidad”.

 

Anuncios