Magistrado solicita apoyo del Ejército

La falta de respuesta de Jalisco y Nayarit y de instancias federales como la Sedatu, ponen en riesgo retorno de tierras huicholas.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

Hoy se pretende llevar a cabo la ejecución de otras dos sentencias favorables a la comunidad indígena de Wuaut+a (San Sebastián Teponahuaxtlán), en la Sierra de Álica, muy cerca del poblado de Huajimic, municipio de La Yesca, donde habitan los ganaderos que están sufriendo la desposesión legal de los predios al perder los juicios debido al “mejor derecho” de los comuneros. Considerados los antecedentes recientes, el riesgo de que se frustre es elevado: esos viejos posesionarios ya lograron en dos ocasiones impedir las acciones judiciales, con bloqueos de vehículos en los caminos, intimidación que va de agresiones verbales a la presencia de armas.

Por ello, el Tribunal Unitario Agrario 56, con cabecera en Tepic, ha extendido la petición a diversas instancias de los tres niveles de gobierno para que se brinde seguridad a la presencia de su personal, y la novedad es que ha sido incluida la XIII zona militar con cabecera en Tepic, ante la tibieza del apoyo otorgado por las policías estatales de Nayarit y la idea de que la presencia de soldados es más disuasiva de acciones de bloqueo, protesta y amenaza que puedan deslizarse hacia la violencia.

“Lo vemos complejo, porque ya se han visto los antecedentes recientes; pero la comunidad está preparada para la ejecución y se realizará el viaje desde la sierra, como en otras ocasiones, mientras subiremos nosotros con el actuario y el topógrafo desde Tepic, muy temprano; esperemos que haya seriedad en el apoyo de seguridad de las instituciones”, dijo ayer el representante legal de los wixaritaris, Carlos González García.

La ejecución de esta jornada es simbólica. El primer predio corresponde al juicio 770/2012, en el cual, el demandado es Ignacio Quintanilla, con 15 hectáreas; el segundo predio corresponde al juicio 1460/2012, el demandado es Fortino Montoya, con 00-06-16.38 hectáreas. Pero se trata de terrenos muy cercanos al poblado mestizo, lo que podría exacerbar ánimos, dado que los ganaderos consideran que se les está haciendo víctimas de una decisión política y que el usufructo de dos a cuatro generaciones legitima totalmente su propiedad.

“Vamos a subir a la ejecución de esos dos expedientes; la idea es contar con el mayor auxilio de la fuerza pública que se pueda, no se ha visto que el ejecutivo federal o de los estados estén aportando alguna economía para conciliar […] me habló el secretario de gobierno de Nayarit y me pidió el total de hectáreas a ejecutar este año, pero resulta que no hay dinero; lo mismo pasa con el Cosomer [Conflictos Sociales en el Medio Rural], no asignaron un solo peso a Nayarit. Entonces hay mucha incertidumbre, y si no hay suficiente fuerza pública, creemos que va a ser difícil, o imposible de ejecutar. Ya la comunidad se esta aprestando para bajar mañana, como lo ha hecho en todas las ocasiones”, agregó el abogado.

El problema no se limita a las ejecuciones de este día. El TUA 56 ha programado para el 25 de abril próximo, la entrega de un predio de 129 hectáreas, y hay dos ejecuciones más listas en mayo: 23 y 30 de ese mes. Lo que pase este día será el precedente para hacer posible que juicios que ya “causaron estado” se lleven a la realidad.

 

Anuncios