Daniela, estudiante de la UdeG desaparecida, no está en el Registro Nacional de Desaparecidos

A tres años y medio de su desaparición, la estudiante de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Daniela Magaña Castellanos, no está en el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED).

El RNPED es una base de datos administrada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) que tiene como objetivo facilitar información sobre personas desaparecidas. El último corte, al 31 de enero del presente año, señalaba que en México 35 mil 410 personas se encuentran desaparecidas.

En teoría, el RNPED contiene los datos de las personas que no han sido encontradas. En Jalisco, corresponde a la Fiscalía General del Estado (FGE) compartir la información de las personas desaparecidas con al SEGOB; sin embargo, tras realizar una búsqueda, se encontró que la estudiante de la UdeG desaparecida el 12 de septiembre del 2014, no aparece en el registro.

-Desaparecer dos veces-

Junto con 12 organizaciones más, en noviembre Data Cívica les puso nombre a las personas del RNPED, dato que la SEGOB no incluía en el registro argumentando confidencialidad. Par lograrlo, la organización cruzó datos de padrones de beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y del IMSS. Sin embargo, tras realizar una búsqueda en la información publicada por la organización Data Cívica, el nombre de Daniela Magaña Castellanos tampoco aparece.

Durante la presentación del proyecto, la directora ejecutiva de Data Cívica, Mónica Mentis, lamentó que no todas las personas desaparecidas estén incluidas en el RNPED. Describió el hecho como una “doble desaparición”:

“Es horrible reconocer que hay una doble desaparición de las personas, primero desaparecen físicamente, y luego el Estado no se encarga de darle seguimiento a sus casos e invisibiliza sus nombres, y al invisibiliza los nombres, y al invisibilizar los nombres les quita identidad y humanización de las personas”, señaló Mónica Mentis.

La familia Magaña Castellanos denunció la desaparición de Daniela desde septiembre del 2014. Incluso en diciembre de dicho año su padre, Martín Magaña Vega, se reunió con el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, para entregarle pruebas que, dijo, “ensamblaban perfectamente” para dar con los responsables, mencionó en entrevista con el programa Cosa Pública 2.0.

-RNPED subestima las desapariciones-

Según el estatuto de Roma, que México firmó en 1998, se considera como desaparecida a aquella persona de la que se desconoce su paradero, y dicho desconocimiento tiene causas criminales.

En el informe Atrocidades Innegables, la fundación Open Society señala tres deficiencias por las que el RNPED ´subestima’ el número de personas desaparecidas en México.

La primera es que “se pueden eliminar nombres sin que dicho proceso sea transparente; otra es que el RNPED no incluye a las personas que, se sospecha, fueron víctimas de un secuestro; por último, la falta de denuncia de las desapariciones forzadas: “muchas de las desapariciones forzadas nunca llegan a denunciarse precisamente porque los autores materiales pertenecen a las fuerzas armadas, la policía y otras autoridades estatales”.

-Fiscalía General de Jalisco no pasa la información a la SEGOB-

A través de más de 100 solicitudes de información pública, el académico y periodista, Darwin Franco, encontró que, hasta el 31 de diciembre del 2017, la FGE tenía registro de cinco mil 238 personas desaparecidas en Jalisco; sin embargo, la Fiscalía sólo reportó al RNPED dos mil 791 personas.

“8 de cada 10 desapariciones han ocurrido durante su gobierno –de Aristóteles Sandoval- y bajo la responsabilidad de tres Fiscales Generales: Luis Carlos Nájera (2013-2015); Eduardo Almaguer (2015-2017) y Raúl Sánchez (2017 a la fecha)”.

 

Anuncios