Consienten a torre ‘chueca’

  • En la Calle La Rioja donde solo se permite la edificación a dos niveles, se comenzaron a construir las torres de 10 niveles, cuyas unidades se venden entre 3.5 y 5.3 millones. Foto: Jonathan Compton
     Jonathan Compton/Mural
Guadalajara, México (28 marzo 2018).- Hacia el otro lado ha mirado el Gobierno de Guadalajara con la construcción de las torres irregulares en el 2889 de la Calle La Rioja, donde persiste la edificación, pese a la suspensión que debería prevalecer en Colomos Providencia.

Desde hace más de un año, la vida de los colonos se trastocó por la edificación del desarrollo Sora Style Tower, de la empresa Rise, que violaba el Plan Parcial de Desarrollo; la guía urbanística vigente en su momento sólo permite levantar hasta dos pisos.

En abril de 2017, el Ayuntamiento emprendió la batalla legal para frenar la obra de 58 departamentos en dos edificios de 10 niveles, promoviendo el juicio de lesividad 1060/2017 y obteniendo una suspensión de la Segunda Sala Unitaria del Tribunal de Justicia Administrativa (antes TAE).

Se colocaron sellos de clausura y en julio, el mismo Alcalde Enrique Alfaro -hoy con licencia-, se comprometió a que le “toparían” a la vivienda irregular fuera de norma, en la zona Providencia.

En octubre pasado, el Magistrado Laurentino López levantó la medida cautelar, con aval de la Administración tapatía, para que se reanudaran las labores exclusivamente de apuntalamiento y seguridad, por aspectos de Protección Civil y riesgos a fincas adyacentes.

La resolución expiraba el último día de 2017, por lo que debía renovarse o dejarla sin efecto, al calcular que los trabajos de reforzamiento tardarían alrededor de tres meses.

Sin embargo, la edificación prosigue, al grado que se han alzado tres sótanos y el primer piso del condominio comienza a tomar forma, a 3 metros por encima de la banqueta.

Según vecinos, el personal de la Dirección de Inspección y Vigilancia, instancia responsable de la supervisión de las labores, sólo aparece ocasionalmente por unos minutos.

Tras cuestionar la anomalía, la Dirección de Comunicación del Gobierno municipal informó, el 13 de marzo, que no debían existir movimientos en el lugar debido a la suspensión del TJA; no obstante, al día siguiente y ayer la urbanización continuaba.

Lucía Sánchez Martínez, abogada representante de un vecino perjudicado, turnó un exhorto a la Segunda Sala para que se rinda un informe sobre los trabajos y se fije un plazo para cesarlos, pues estarían incumpliendo con la paralización que pesa sobre la obra y otro fallo similar que dictó la Sexta Sala, en el expediente 1423/2017.

 

Anuncios