Igualdad Animal: El consumo de carne y la crisis del agua

CIFRAS. En México, la mitad del territorio nacional está ocupado por granjas, mataderos, pastizales y cultivos para los animales. Foto: Igualdad Animal

Has escuchado eso de que un vegetariano en una camioneta contamina menos que una persona que come carne en una bicicleta? Suena a chiste, pero la verdad es que es cierto. La industria ganadera es una maquinaria devastadora en términos de contaminación y derroche de recursos naturales. 

En conmemoración del Día Mundial del Agua vamos a hablarte de ello. En 2006, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) publicó su informe “La sombra del ganado”, y alertó a los gobiernos sobre el impacto que el consumo de carne tiene en el planeta.

El sistema de producción de carne es ineficiente. Para producir un kilo de carne (ocho hamburguesas) se necesitan 16 mil litros de agua. Es muchísimo, pero cuando piensas que tendrías que beber un litro de agua al día durante 44 años para consumir esa misma cantidad de agua, resulta absolutamente alarmante. En cambio, para producir un kilo de maíz o soya se requieren tan solo 900 litros, es decir, resulta más eficiente producir proteínas de origen vegetal y como acabamos de mostrar, las cifras que revelan esta rentabilidad son realmente contundentes.

Con ese kilo de carne comen ocho personas, y con los cereales que se invierten para alimentar a los animales para producirla podrían comer hasta 150 personas. ¡Impresionante!

En México las cifras son también alarmantes, ya que la mitad del territorio nacional está ocupado por granjas, mataderos, pastizales y cultivos para los animales.

En nuestro país, el uso doméstico del agua representa el 14%, y la producción de alimentos vegetales para consumo humano el 20%, mientras que la ganadería industrial consume la alarmante cifra del 50% del uso de agua potable. A nivel mundial esta cifra es del 20 al 33%.

Con la disminución del consumo de carne se ahorraría más del 70% de agua. Y, aunque lo anterior ya es suficientemente sorprendente, aún hay más. Se reduciría la deforestación también en un 70%, se recuperarían miles de millones de hectáreas en todo el mundo y se reducirían hasta en un 63% las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cómo ves, el planeta podría estar dirigiéndose hacia la catástrofe debido al excesivo consumo de carne. Esta situación se ha empeorado debido al incremento en la capacidad de consumo en varios países como China y la India, según reveló una filtración de Wikileaks de un informe llevado a cabo en 2009 por la mayor empresa mundial de alimentación, Nestlé.

Según el informe, ejecutivos de Nestlé se reunieron en secreto con autoridades de Estados Unidos para alertar sobre los siguientes puntos:

Nestlé considera que un tercio de la población mundial se verá afectada por la escasez de agua tan pronto como para el año 2025. La situación se volverá crítica en 2050.

No hay suficiente agua potable para seguir abasteciendo a una población que se espera supere los 9 mil millones para mediados de este siglo.

La dieta del estadounidense promedio proporciona aproximadamente 3600 calorías al día con un consumo sustancial de carne. Si en el planeta todos comiéramos como lo hacen ellos, las fuentes de agua se habrían agotado en el año 2000.

Para hacerte una idea más clara de la eficiencia y el ahorro energético de un sistema de producción de alimentos basado en vegetales, piensa que cuando comes una hamburguesa vegetal ahorras el equivalente a 28 km de emisiones de gases conduciendo, 25 días de suministro de agua para beber y siete metros cuadrados de tierra deforestada.

La solución está en nuestras manos. El futuro de nuestra alimentación deberá estar basado en vegetales si queremos que la Tierra siga siendo un lugar habitable. Considera alimentarte con alternativas a la carne. Suscríbete a http://www.descubrirlacomida.com para aprender cómo hacerlo de forma sencilla.

 

lg

 

Anuncios