Red de parques pide frenar agresiones a áreas verdes

Destacan que el proyecto de drenaje pluvial significa graves daños a áreas públicas de la ciudad.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

Los miembros de la Red de Parques de la zona metropolitana de Guadalajara, hicieron público un manifiesto en que invitan a las autoridades federales, estatales y municipales a “suspender de manera inmediata las agresiones a las áreas verdes, parques, cerros, barrancas, bosques y lagos de la ciudad, resguardando derechos prioritarios de los ciudadanos como es el de la vida, la salud, la sustentabilidad”, a propósito del análisis de la manifestación de impacto ambiental para el programa de drenaje pluvial para la prevención y mitigación de inundaciones, que promueven los ayuntamientos y el gobierno del estado a través del SIAPA.

Piden, además, “dejar de ceder terrenos y superficies Verdes, Públicas y Abiertas en contra de la sociedad, que no atienden a una planificación estatal ambiental, y urbana sustentable”, de acuerdo al manifiesto que leyó la presidente del Instituto de Derecho Ambiental (Idea), Raquel Gutiérrez Nájera.

“Hacemos un llamado a todos los candidatos a cargos públicos en los ámbitos de los poderes legislativo y ejecutivo a incorporar la Agenda de la Sustentabilidad de manera prioritaria y cambiar el rumbo de la gestión hídrica en México. Agua, bosques y Territorio [suelo y subsuelo], sin duda alguna deberán ser ejes de una nueva gobernanza del agua en México a efecto de garantizar la actividad económica y la vida misma”, explicó.

El proyecto “se desarrollará en los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco y el Salto. El programa consiste en 114 acciones, obras y colectores, depósitos, presas y encauzamientos en las subcuencas de Atemajac, San Juan de Dios, San Andrés, Osorio, San Gaspar, El Ahogado, Blanco, Hondo y Caballito, la mayor parte de ellas a realizarse en el municipio de Guadalajara, le sigue Zapopan y Tonalá y una parte importante del municipio del Tlaquepaque, Tlajomulco y el Salto”.

La mayoría de las obras hidráulicas “se desarrollarán en áreas verdes, espacios deportivos y terrenos propiedad de los gobiernos estatal, federal o municipal. El caso extremo es en el municipio de Guadalajara donde serán impactados espacios públicos de gran relevancia como lo son el Parque San Rafael, el Deán, Solidaridad y unidades deportivas como la López Mateos y el área recreativa de football en Isla raza e Isla Antigua que está junto a la escuela Rosario Castellanos y la Secundaria Técnica 14. La MIA expresa que estos espacios no tienen ningún valor ambiental, mas sin embargo no se hace una valoración de los servicios públicos y ambientales que los habitantes de Guadalajara dejarán de percibir y beneficiarse por las obras ya que los proyectos ejecutivos no están a la vista a pesar de que se dice que cada proyecto se valorará in situ”.

La MIA “no realiza una evaluación sobre el impacto de las obras en los acuíferos, a consecuencia de las obras de encauzamiento, depósitos y colectores”; sin embargo, la investigación científica ha demostrado que las áreas verdes “son de gran importancia para el bienestar humano, brindan una serie de servicios ambientales como la generación de oxígeno; la captación de partículas, disminuyendo así los niveles de contaminantes en el aire; regulan el clima, evitando las llamadas islas de calor; amortiguan los niveles de ruido; sirven como captadores de agua, reduciendo las inundaciones y la erosión del suelo”, añadió Gutiérrez Nájera.

También “permiten la conectividad con las áreas verdes naturales, representando corredores que sirven de refugio, protección y alimentación de fauna silvestre. Sin embargo también constituyen un aspecto social importante, pues además de mejorar el paisaje urbano, permiten la integración social e influyen significativamente en la calidad de vida en las ciudades”.

En el marco del Día Mundial del Agua, el Idea y la Red de Parques de la AMG “solicitamos un cambio de rumbo en la regulación, gestión y política hídrica de México, que favorezca el diálogo nacional con la participación de los pueblos indígenas, las universidades y las organizaciones sociales, para evitar un colapso hídrico generalizado, y sentar las bases para un buen gobierno del agua que permitirá cumplir con el derecho humano al agua y a la alimentación de toda la población”.

SRN

 

Anuncios