Viven mujeres entre acoso y desigualdad

Riesgo. Las mujeres sienten mayor posibilidad de peligro en la calle; le siguen los cajeros automáticos. (Foto: Mónika Neufeld)

Ser mujer en Guadalajara no es fácil. Así lo aseguran ellas mismas, según los datos de la encuesta de percepción del observatorio ciudadano Jalisco Cómo Vamos: se sienten más inseguras, es mayor el número de mujeres que viven en pobreza alimenticia, los ingresos salariales que reciben son menores, enfrentan acoso, principalmente en la calle, así como violencia en el hogar. Además, los niveles de educación y en cargos directivos que alcanzan con relación a los hombres son menores.

Estos datos surgen del estudio Ser Mujer en Guadalajara, que focalizó las respuestas de la encuesta de 2016 al sexo femenino.

En un comparativo con la primera encuesta que se realizó, en 2011, la percepción de inseguridad de las mujeres creció en 17 puntos porcentuales. En ese año, 47 por ciento respondió sentirse muy o algo inseguras, mientras que en 2016 aumentó a 64 por ciento.

La encuesta se aplicó en El Salto, Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá, San Pedro Tlaquepaque, Guadalajara y Zapopan. En todos, las mujeres dieron una calificación baja al nivel de seguridad que perciben; el peor es El Salto, con 1.9 en escala del 1 al 5, donde 1 es la calificación más baja y 5 la más alta.

El lugar en que las mujeres se sienten más inseguras es la calle, pues 65 por ciento dio esa respuesta, seguida de los cajeros automáticos, el transporte público, el mercado, parques o jardines, estacionamientos, centros comerciales, el trabajo y el hogar.

En el hogar

Otro dato que salta en la encuesta es el de la violencia intrafamiliar. En el documento se señala que “los hombres en general son asesinados a tasas más altas que las mujeres”, pero cuando la víctima de un homicidio es una mujer, “es más probable que ocurra en la vivienda”. Para respaldar esta afirmación, se señala que “32 por ciento de todos los asesinatos en los que la víctima es una mujer ocurre en la vivienda; para las víctimas masculinas, sólo 10 por ciento”.

También menciona que “en 5.2 por ciento de los homicidios donde la víctima era una mujer se reportó como violencia intrafamiliar, seis veces y media más que cuando la víctima era hombre (0.8 por ciento)”.

En el estudio se retoman además los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh), en la que 74 por ciento de las habitantes del estado dijo haber sido víctima de alguna forma de acoso. La cifra es similar a la que arrojó el estudio de opinión sobre violencia comunitaria realizado por el Instituto Jalisciense de las Mujeres, en el que 70 por ciento de las encuestadas dijo haber sufrido acoso en su colonia.

Como conclusión, se señala que los datos que se obtuvieron son “muy alarmantes. Los ámbitos de la salud, el trabajo, las responsabilidades familiares, la educación, la seguridad y la participación política son una clara evidencia de la desigualdad de género arraigada”, la que se fortalece con “las expectativas sociales, los estereotipos y los desequilibrios de poder”.

Policías, sin intervenir

Las mujeres que sufren acoso en su colonia no reciben ayuda de los policías de la metrópoli a quienes hacen el reporte, evidenció el estudio.

Vicky Foss, colaboradora de Jalisco Cómo Vamos y quien encabezó el análisis de los datos, comentó que lo que más le llamó la atención fue el bajo porcentaje de mujeres que solicitan ayuda a los agentes cuando son víctimas de acoso en las calles.

Sin embargo, también le pareció alarmante que el número de mujeres que sí solicitó apoyo de los oficiales no recibió respuesta positiva a su denuncia.

El estudio detalla que 66 por ciento de las mujeres de la muestra no solicitó ayuda cuando fue víctima de acoso en su colonia, siendo en Tlajomulco donde el porcentaje llegó a 90 por ciento.

De acuerdo a los datos, Tlaquepaque es el municipio en donde las mujeres piden más ayuda, con 38 por ciento, pero no la recibieron, mientras que 2 por ciento sí recibió apoyo.

Tonalá también fue uno de los municipios en donde las mujeres se apoyan en los integrantes del cuerpo de seguridad, ya que a pesar de que 47 por ciento dijo no solicitar ayuda, 30 por ciento sí lo hizo, aunque no obtuvieron respuesta favorable a excepción de 22 por ciento.

En los municipios más grandes, como Zapopan, 73 por ciento de las mujeres que fue víctima de acoso no pidió ayuda de los policías, mientras que 22 por ciento lo hizo sin obtener respuesta y 5 por ciento sí fue ayudada.

Para las mujeres de Guadalajara, 71 por ciento no pidió el apoyo de los uniformados, mientras que 26 por ciento sí lo hizo sin que haya recibido ayuda; las que sí la recibieron representan 3 por ciento.

Vicky Foss consideró que estos datos evidencian también que la problemática del acoso podría estarse viendo como algo normal, por lo que las mujeres que lo viven optan por no solicitar ayuda.

Erika Loyo Beristáin, presidente del Instituto Jalisciense de las Mujeres, consideró que este tipo de estudios deben realizarse de manera periódica y permanentemente.

La funcionaria se refirió en específico a cómo afecta la inseguridad a las mujeres en la ciudad, y aunque aseguró que se ha tenido voluntad por parte de la Agencia Metropolitana de Seguridad para atender la problemática, no ha sido suficiente.

“No avanzamos y esto es un asunto que de verdad sí preocupa, es muy importante que haya un impulso más determinante, no sólo de la Agencia Metropolitana de Seguridad, sino de todos los órganos municipales como gestores del territorio y de la ciudad”.

Otros datos

30 por ciento de las mujeres dijo haber sido discriminada, tratada mal o injustamente por razones de género

10.5 por ciento de las mujeres dijo haber sido discriminada en los últimos 12 meses por razones de género

47 por ciento de las mujeres tienen un empleo remunerado, mientras que en los hombres el porcentaje es de 74

11 por ciento es la tasa de desempleo entre las mujeres; en los hombres es de 8 por ciento

65 por ciento de los hombres son patrones o empleadores y solamente 35 por ciento de las mujeres

50 por ciento de las mujeres dijo haber tenido un problema económico en los últimos seis meses, por 45 por ciento de los hombres

42 por ciento de las mujeres se preocupó en los últimos tres meses por no tener dinero o recursos para que hubiera alimentos en su hogar, contra 35 por ciento de los hombres

42 por ciento de las mujeres respondió tener un nivel socioeconómico bajo o medio bajo, por 38 por ciento de los hombres

Diferencias registradas

  •  Las mujeres que trabajan dedican el doble de tiempo a las labores del hogar respecto a las que dedica un hombre
  •  Los hombres tienen 9.8 años en promedio de escolaridad, por 9.3 de las mujeres. Cincuenta y nueve por ciento de las mujeres tiene estudios de secundaria como máximo, por 52 por ciento de los hombres; 19 por ciento de las mujeres tiene estudios universitarios o superiores, por 24 por ciento de los hombres

Dan servicios médicos

A propósito del 8 de marzo, Día Mundial de la Mujer, el Ayuntamiento de Zapopan ofreció servicios de salud gratuitos y con costo de recuperación generales, pero también especializados, para la mujer, como mamografías, detección de várices, prevención de cáncer de mama, vacunación, nutrición, pruebas de VIH, entre otros.

En total fueron 28 los servicios que ofreció el personal médico del Municipio en conjunto con la Secretaría de Salud Jalisco, que si bien sólo se prestaron durante medio día, continúan en horarios completos en el Hospital General de Zapopan, mejor conocido como Hospitalito.

“Dentro de la desigualdad quien más sufre es la mujer, es decir, en materia de desigualdad, cuando generamos los datos, resulta que 75 por ciento de las personas que viven con desigualdad son mujeres, y esto no lo podemos dejar pasar (…) criterios básicos, pilares que son en educación, cultura, deporte, empleo y protección, en eso estamos trabajando precisamente para que las mujeres tengan mejores condiciones de igualdad”, declaró el alcalde Pablo Lemus en la apertura de la feria de la salud.

“Tenemos que hacer más y en esos cinco criterios básicos, en esos pilares, estamos trabajando y toda la política pública debe de orientarse a ello y demostrarse en ello el presupuesto, porque una política pública que no se refleja en el presupuesto es simple y sencillamente demagogia pura”. Violeta Meléndez

JJ/I

 

Anuncios