Pierden la fe en autoridades

  • Mandos policiales revelaron extraoficialmente que esa región mantiene fuerte presencia de un grupo criminal que opera en Jalisco. Foto: Cortesía
     Enrique Osorio/Mural
Guadalajara, México (26 febrero 2018).- Ni en Tecalitlán, ni en el resto del Estado se puede confiar en las autoridades.

Esta es la postura de Norma, la madre de Ulises Adair Cardona Flores, quien acusa que su hijo fue “levantado” el mes pasado por la Marina en Tecalitlán, donde también desaparecieron tres italianos.

Ella aseguró que la región sur del Estado cambió de un año para acá, y pasaron de ser poblaciones tranquilas a lugares en donde priva la desconfianza.

“Ya no se puede confiar ni en las autoridades. Da miedo, hay que estar más alerta, esto no pasaba aquí, aquí eran pueblos tranquilos y ahora que esté pasando todo esto sí te pone alerta”, expuso.

Mandos policiales revelaron extraoficialmente que esa región mantiene fuerte presencia de un grupo criminal que opera en Jalisco.

Muestra de ello sería el interés del Gobierno Federal por establecer una base militar en la zona, abierta el 15 de enero.

Desde la semana pasada, policías del Municipio fueron desarmados y cuatro de ellos son acusados por la desaparición de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino.
No obstante, según el Presidente Municipal, Víctor Díaz Contreras, ahí está tranquilo, y las desapariciones son casos aislados, dijo.

Además, cinco policías de Autlán son investigados por cuatro desapariciones de veracruzanos.

“Se ocupa (sic) que se tomen las medidas que están dentro de la Ley de Desaparición Forzada, eso sería muy importante, desaparición forzada y por particulares ya es un delito muy grave, si se logra sentenciar a alguien, va a sentar precedente.

“Cada Estado debe integrar su Fiscalía Especializada, aquí en Jalisco la tenemos desde el 31 de agosto, pero como si no la tuviésemos porque no está la cabeza”, opinó Guadalupe Aguilar, titular de Fundej, sobre las más recientes desapariciones.

 

Anuncios