Logra pareja registrar a hija

  • El 9 de diciembre de 2017 nació Mía Isabella, pero debido a las complicaciones de su salud por ser una bebé prematura. Foto: Maricarmen Galindo
Jonathan Bañuelos/Mural

Guadalajara, México (19 febrero 2018).- En una pared de la habitación están dibujados tres símbolos de yin y yang, con una frase que dice: “Amo mi familia”.

En la cama está sentada Patricia con su hija Mía Isabella en brazos, la primera niña de Jalisco con un acta de nacimiento que reconoce a sus dos mamás.

Su esposa Valeria es quien comienza el relato, y con evidente entusiasmo recuerda que enamoró a Patricia “a la antigüita”, con cartas, regalos, caminando juntas.

En mayo de 2015, tras varios años de noviazgo, se casaron; el evento fue sencillo, pero significativo, y tuvo lugar en su misma casa, con familiares y amigos.

“Nos estaba yendo tan bien que dijimos ‘vamos a dar el siguiente paso’: formar una familia”, narra Valeria.

Luego de dos intentos de inseminación artificial, la tercera fue la vencida y Patricia quedó embarazada de Mía Isabella.

En noviembre fue su “baby shower” y su nacimiento estaba planeado para febrero, pero se adelantó dos meses.

El 9 de diciembre de 2017 nació Mía Isabella, pero debido a las complicaciones de su salud por ser una bebé prematura, a sus mamás les urgía asegurarla en el IMSS para garantizar su atención y bienestar.

Para ello necesitaban su acta de nacimiento, trámite que auguraban les tomaría más de seis meses por los Amparos previstos, debido a que en Jalisco aún no está permitido que dos personas del mismo género registren a su hijo.

Pero, como comúnmente se dice, Mía Isabella traía “torta bajo el brazo” y con la ayuda de un abogado, amigo de la familia, el trámite se agilizó y el pasado 3 de enero se convirtió en una niña reconocida legalmente con dos mamás.

A más de dos meses del nacimiento de su bebé, Valeria y Patricia están experimentando la maternidad, aprendiendo, pidiendo consejos y dedicándole todo su tiempo.

“Si luchas, y haces las cosas bien, te va ir bien y obtienes buenos resultados”, reflexiona Valeria entre los leves llantos de Mía Isabella.

 

Anuncios