Las explosiones del 22 de abril en el sector Reforma, siguen como una “herida abierta” de la ciudad

Fotografía: Ignacio Pérez Vega

Guadalajara, Jalisco.En el aniversario de la fundación de Guadalajara, se presentó el libro “Testimonios sobre una Herida Abierta”, escrito por el doctor en sociología Jorge Federico Eufrocio Jaramillo, investigador de El Colegio de Jalisco, quien dijo que las explosiones del 22 de abril en Guadalajara, marcaron un antes y un después en la ciudad.

La presentación se realizó en el Jardín de San Sebastián de Analco, junto a la Estela contra el Olvido, ante personas que resultaron afectadas con el estallido del colector del sector Reforma.

El libro incluye siete entrevistas, entre ellas la versión de quien fue procurador de la república, Ignacio Morales Lechuga, explicó el autor.

El abogado Eduardo Montelongo Ávalos, asesor legal de la asociación Abril en Guadalajara, relató cómo quienes exigieron el derecho a la salud y a conocer la verdad de los hechos, fueron criminalizados por el gobierno panista, pese a que sus gobernantes capitalizaron el descontento que generó esa tragedia.

Por su parte, el reportero de Notisistema, José Luis Jiménez Castro, quien cubrió la información previa y posterior a las explosiones del colector, señaló que el libro presenta datos sobre las personas que fueron culpadas, como “chivos expiatorios” del caso.

“El libro me gustó bastante porque volví a recordar episodios de aquella trageida. Me llamó la atención la cantidad de ‘chivos expiatorios’ que se manejaron; es impresionante”, relató. A la presentación del libro acudió el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Alfonso Hernández Barrón, quien en 1992 tenía 22 años de edad y cursaba la carrera de derecho. El defensor de los derechos humanos advirtió que todos los habitantes deben conocer lo ocurrido en la tragedia del sector Reforma. A 25 años, “es algo que no debe olvidarse”, finalizó.

 

Anuncios