El aire de calidad es cada vez más escaso

SUCIEDAD. La contaminación del aire fue un mal común del mes pasado en la ciudad. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

El aire de calidad es un recurso cada vez más escaso en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). Mientras que el primer mes del año pasado registró siete días con niveles de contaminación atmosférica dentro de lo establecido en las normas oficiales mexicanas de la Secretaría de Salud (Ssa), al mismo corte de este 2018 sólo dos días cumplieron con esta condición.

Esto significa menos de un tercio del aire de calidad que se disfrutó en enero del año anterior, ya de por sí precario.

De acuerdo con el último comparativo de calidad del aire que periódicamente publica el Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco (Simaj), de los primeros días de 2018 (enero y el 1 de febrero), 25 tuvieron aire de mala calidad, cuatro transcurrieron con muy mala calidad y solo dos días fueron aceptables, es decir, los niveles de contaminación estuvieron dentro de lo que señalan las normas 020, 021, 022, 023 y 025.

Estas tendencias negativas se reflejaron en que, a nivel de alertas, se presentaran 20 precontingencias atmosféricas y cuatro contingencias, lo cual exhibe un recrudecimiento en la emisión y concentración de material particulado de 10 micras (PM10) en la actual temporada invernal en la zona sur de la ciudad.

ALTA FRAGILIDAD AMBIENTAL

Las estaciones que han registrado la mayor cantidad de contaminantes por periodos prolongados son Santa Fe, Las Pintas y Miravalle, las mismas que coinciden con el polígono de fragilidad ambiental que se delimitó para identificar a la zona con un crítico problema atmosférico y realizar acciones de mitigación, que fue publicado como acuerdo el 23 de enero de 2007 en el periódico oficial El Estado de Jalisco.

Dicho acuerdo que reconoce a ese polígono de 26 mil 456 hectáreas como zona de fragilidad ambiental abarca a Guadalajara (mil 429 hectáreas), Tlaquepaque (6 mil 142 hectáreas), El Salto (mil 26 hectáreas) y Tlajomulco (17 mil 858 hectáreas).

El documento manifiesta que por la dificultad que tiene la zona para que se dispersen las partículas contaminantes, se prohíben nuevas industrias o giros que impliquen emisiones a la atmósfera, además señala que deben conservarse las áreas verdes existentes, privilegiarse la expansión de mayor cobertura vegetal, pavimentarse las calles y hacer operativos para evitar atorones viales que generen polución adicional.

Sin embargo, a 11 años de su publicación se ha hecho caso omiso, pues la contaminación en esa zona lejos de disminuir se ha incrementado en cantidad y en duración. Tan sólo este año ha habido una contingencia en Las Pintas que duró 24 horas y otra en Santa Fe de 20 horas, aunque las precontingencias se han extendido hasta por 127 horas en este 2018. El año pasado, además, ya se presentó la primera contingencia en fase 2 por ozono en Tlaquepaque.

 

Comparativo

Enero                  2017        2018

Precontingencias             10             20

Contingencias 3                4

Días de buena calidad del aire según las NOM            7               2

Fuente: Comparativo Simaj al 1 de febrero de 2018

POLUCIÓN CONCENTRADA

Las estaciones de monitoreo Santa Fe, Las Pintas y Miravalle son las que han registrado la mayor cantidad de contaminantes por periodos prolongados

 

Anuncios