Buscan firmas para bosque

  • Al estar enrejado, vecinos riegan sin permiso de los dueños el bosque ubicado en el costado sur de Bulevar Bugambilias, en el ingreso al fraccionamiento. Foto: Jonathan Compton
     Jonathan Compton/Mural
Guadalajara, México (30 enero 2018).- Defensores del bosque urbano de Ciudad Bugambilias recurrieron al respaldo electrónico para que el Ayuntamiento de Zapopan los escuche.

Como parte de un reclamo que mantienen desde hace dos años, cuando hubo un incendio provocado en el área verde, fue subida a Change.org una petición para que el Municipio proteja la totalidad de los terrenos ubicados en el ingreso al fraccionamiento, denominados “los tres paños verdes”.

La iniciativa “No permitan la construcción de un desarrollo comercial”, impulsada por la Comisión ProDefensa del Bosque Urbano Bugambilias, busca que se agreguen 5 mil 475 metros cuadrados de terreno omitidos en el dictamen de protección municipal del 24 de mayo de 2016.

MURAL publicó ayer que, según un estudio topográfico hecho por vecinos, en dicho decreto sólo se consideraron 27 mil 180 metros cuadrados como terrenos de valor cultural y paisajístico -lo que significa que no se podrá construir en ellos-, de un total de 32 mil 655.

“Estamos siendo objeto de un fraude y no hay certeza jurídica para que ahí no se edifique un desarrollo habitacional o comercial”, señaló Salvador Romero Valencia, vecino contiguo del bosque y miembro de la Comisión ProDefensa del Bosque Urbano Bugambilias.

Hasta ayer, la petición llevaba 4 mil 62 firmas.

“Estamos cansados de ser víctimas de irregularidades en este conflicto y que los derechos medioambientales de los ciudadanos sean pisoteados por los intereses económicos de unos cuantos”, publicó la asociación en Change.org.

En la propuesta se detalla que hay más de mil árboles en las áreas verdes y que recibieron mantenimiento durante 30 años con recursos de la asociación de colonos.

Sin embargo, en vez de que el desarrollador del fraccionamiento entregara los terrenos al Ayuntamiento, desde el 26 de diciembre de 2012 fueron enrejados, según señaló Romero Valencia a MURAL hace dos años.

Un incendio ocurrido el 3 de abril de 2016, originado por una quema en un vivero contiguo al bosque, fue el detonante de quejas vecinales que llevaron al Ayuntamiento a decretar el área de protección, un mes después.

El 15 de noviembre de 2017, la Comisión ProDefensa turnó una solicitud a regidores, síndico y Alcalde para que enmiende y garantice el amparo a la totalidad del área boscosa, y se niegue cualquier licencia de construcción o cambio de uso de suelo.

Un día después, el Cabildo avaló crear una comisión especial para determinar si hubo responsabilidad de funcionarios en la omisión y se trabaje en la disposición, pero no se ha reunido el comité oficial.

 

Anuncios