Oscuro 2018: Alza de canasta básica y pésimos salarios

Más de la mitad de jaliscienses sobrevive con lo básico: Investigador

Luego de señalar que el año pasado fue uno de los peores años para el país en términos de crecimiento económico y generación de empleo, experto en economía por la UdeG lamentó que este año traerá mucha inestabilidad monetaria, que podría sumirnos “en una crisis profunda”

Por Elizabeth Ríos Chavarría/pagina24Jalisco

“El 2018 arrancó de manera negativa para millones de mexicanos que viven al día. Los nuevos precios de productos como las gasolinas y de la canasta básica, han sorprendido y causaron malestar. Y el miniaumento al salario mínimo nuevamente quedó fulminado ante esta escalada inflacionaria”, criticó Héctor Luis del Toro, especialista en economía/Fotos: Cuartoscuro y Elizabeth Ríos Chavarría

“El 2018 arrancó de manera negativa para millones de mexicanos que viven al día. Los nuevos precios de productos como las gasolinas y de la canasta básica, han sorprendido y causaron malestar. Y el miniaumento al salario mínimo nuevamente quedó fulminado ante esta escalada inflacionaria”, criticó Héctor Luis del Toro, especialista en economía/Fotos: Cuartoscuro y Elizabeth Ríos Chavarría

Debido a la inflación, el incremento de costos en los productos de la canasta básica y los raquíticos salarios que no son suficientes para hacerle frente a estos aumentos, el 2018 será un año difícil para los jaliscienses, señaló experto de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

En rueda de prensa, el director del Centro de Investigaciones de Teoría Económica en CUCEA, Héctor Luis del Toro Chávez, dio a conocer los resultados de la investigación sobre el incremento de la canasta básica en 2017, y las repercusiones que traerá en este año.

Al señalar cómo más del 60 por ciento de población ocupada jalisciense percibe de uno a dos salarios mínimos, el experto señaló que ante la situación actual del país lo idóneo deberían ser al menos seis salarios mensuales para poder subsistir con una familia de cuatro integrantes.

“El 2017 ha sido uno de los peores años en crecimiento económico y generación de empleo, lo que en nada ha abonado al nivel de inflación alcanzado y al que se le atribuye el ínfimo aumenta salarial (…). El 2018 traerá mucha inestabilidad, no sé si nos lleve a una crisis profunda, pero va a haber volatilidad que las autoridades monetarias y hacendarias van a tratar de enfrentar. El 2018, se ve complicado en términos económicos, políticos y de seguridad”.

De acuerdo en su investigación, la cual realiza cada año con el análisis de los costos de cierto grupo de productos de la canasta básica –para determinar incrementos inflacionarios–, se registró aumento de precio en los más de 120 artículos analizados. Situación de cuidado pues hasta el último bimestre del año pasado, surtir toda la canasta básica para una familia de cuatro personas costaba alrededor de 10 mil 500 pesos.

Sin embargo –agregó–, si a esto se le suman los gastos generados por energía eléctrica, agua potable, renta, gas doméstico, teléfono, gasolina, educación, salud o transporte, entre otros, la cifra aumentaría a casi 15 mil 904 pesos, es decir, seis salarios mínimos mensuales.

“El 2018 arrancó de manera negativa para millones de mexicanos que viven al día. Los nuevos precios de productos como las gasolinas y de la canasta básica, han sorprendido y causaron malestar. Y el miniaumento al salario mínimo nuevamente quedó fulminado ante esta escalada inflacionaria”.

Por ello, y aunque no aseguró que este año vaya a ser una crisis total, sí explicó que el llegar o no a un punto máximo dependerá de las renegociaciones del TLCAN; el impacto de la reforma fiscal, aprobada en Estados Unidos, así como el proceso electoral.

“La mejor forma de controlar la inflación es no empobrecer a los mexicanos sino fomentar la competencia. Pugnar por la suma de voluntades desde las diferentes esferas políticas y sociales, así como la población en general, para crear un mercado interno sólido y sano donde el consumo y la inversión aumenten día a día la calidad de vida de las personas”.

Agregó también, que el aumentar la inversión pública, reducir el costo de la formalidad y apostar por el crecimiento de la clase media, han sido de los grandes pendientes que ha dejado el 2017.

Anuncios