‘Destaca’ GDL… en feminicidios

Preocupante. El informe pinta a la ciudad como insegura para ese sector. (Foto: Mónika Neufeld)

Guadalajara figuró como uno de los 10 municipios de todo México con mayor cantidad de asesinatos de mujeres entre 2011 y 2016, según un reporte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el gobierno federal.

Aportó en cada ocasión alrededor de 1 por ciento del total nacional en 2011, cuando ocupó la décima posición con 28 eventos; en 2012, noveno lugar con 32; en 2014, décimo con 22, y en 2015, sexto con 30; esta cifra representó 3.83 asesinatos de mujeres por cada 100 mil de ellas.

El informe La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016 fue publicado este mes por la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Secretaría de Gobernación (Segob).

Está pendiente aún el dictamen de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) para emitir o no una alerta por violencia de género en Jalisco, considerando las políticas implementadas para combatir el fenómeno, luego de que en septiembre venció el plazo de seis meses para cumplir con 12 recomendaciones y 37 acciones específicas en ese sentido.

Defunciones femeninas con presunción de homicidio ocurrieron 3.2 por cada 100 mil mujeres en Jalisco durante 2016, según el informe, posicionando a la entidad en el sitio 18 a nivel nacional en el rubro; el valor estuvo por debajo de la media, 4.4, y muy distante del máximo ocurrido en Colima, con 16.3, pero también del mínimo de 0.6 de Aguascalientes.

Las tasas se mantuvieron oscilando ligeramente entre tres y cuatro homicidios de ese tipo por cada 100 mil mujeres anualmente en Jalisco desde 2012 a 2016, de acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y del Consejo Nacional de Población (Conapo).

En valores absolutos, Jalisco, con 129 eventos en 2016, empató con Michoacán en el quinto lugar; en el primero, con 243, estuvo Guerrero, muy lejos de los demás; 168 Chihuahua, 144 Ciudad de México y 137 Veracruz.

La entidad aportó alrededor de 5 por ciento del total nacional anual de muertes de mujeres investigadas como homicidio o feminicidio entre 2007 y 2016.

“Jalisco y Quintana Roo tienen altas tasas de suicidio (tres por cada 100 mil mujeres, cuando el promedio nacional es de 1.87) y las tasas de defunciones femeninas con presunción de homicidio son relativamente altas”, establece el documento.

“La tendencia al alza del suicidio genera una serie de interrogantes acerca de sus causas, pero también pone en evidencia la necesidad de diseñar políticas y programas que atiendan la salud mental de las mujeres. Es también la muestra de la existencia de un contexto generador de violencia feminicida”.

Delitos

Otros parámetros que contribuyen a la violencia feminicida, abordados en el documento, son la violencia de pareja, las desapariciones de mujeres, delitos como violencia intrafamiliar y sexuales como la violación.

En cuanto a este último delito, el reporte enfatiza que la calidad de la información disponible es insuficiente o con discrepancias, ya que, por ejemplo, en Jalisco fueron procesados 2.6 imputados por cada víctima que denunció violación, según el Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal 2013 y el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2013 acerca de denuncias, víctimas, procesados, inculpados y sentenciados.

“La diversidad de cifras sobre violación evidencia la necesidad de contar con sistemas integrales de información con perspectiva de género, para monitorear el acceso de las mujeres a la justicia”, exhorta el reporte.

Diversidad de violencias

De los distintos tipos de violencia ejercidos sobre las mujeres sin seguridad social, la caracterización de Jalisco entre 2010 y 2015 fue equilibrada entre la violencia psicológica y la física, en alrededor de 40 por ciento cada una, con mínima incidencia de abandono o negligencia, pequeña de económica o patrimonial, 4 por ciento, según el informe, pero llamando la atención acerca de la violencia sexual.

“La atención a la violencia sexual es particularmente importante en Nuevo León con 15.9 por ciento de los casos, Quintana Roo 15.2, Colima 14.8, el Estado de México 14.6, Jalisco 13.4, Chiapas 13.2, Chihuahua y Guerrero, cada uno con 11.7, porcentajes muy superiores al nacional, que es de 8.7”, detalla el documento acerca de los servicios brindados a las mujeres por la Secretaría de Salud.

Vistas desde la incidencia por tasa de cada 100 mil mujeres, las violencias cometidas contra ellas en Jalisco ocurrieron con 71.8 casos manifestados de manera psicológica, 63 física, 21.5 sexual, 6.6 económica y uno por abandono, según información de Inegi, Conapo y el Sistema Nacional de Información en Salud (Sinais) 2010-2015.

Posiciones

Por cantidad total de atenciones a mujeres por tipo de violencia, Jalisco ocupó el décimo lugar en la sexual, decimocuarto en la económica, decimoquinto en la física, decimosexto en la psicológica y vigésimo segundo en abandono.

“Un componente fundamental para poder ofrecer una atención integral a las mujeres en situación de violencia que son atendidas en la SSA es el aviso al Ministerio Público, pues de esta manera se puede ofrecer a la mujer una serie de servicios de capacitación en materia de derechos humanos, de consultoría legal o incluso de referencia a un refugio, independientemente de que la mujer decida levantar una denuncia”, plantea el documento.

En Jalisco se notificó a la autoridad ministerial en sólo 49.2 por ciento de los casos de violencia sexual a mujeres, 49.8 de psicológica, 57.3 de física, 58.4 de abandono y 68.4 de económica.

Servicios de urgencias de la Secretaría de Salud notificaron al Ministerio Público de atenciones a mujeres por violencia familiar o no familiar en 40.7 por ciento de los casos en Guadalajara, 38.5 en Zapopan, 100 en Tlaquepaque, 66.7 en Tonalá, 42.3 en Puerto Vallarta, 54.2 en Ciudad Guzmán, 62 en Lagos de Moreno, 48.8 en Ameca, 55.3 en Autlán, 59.5 en Colotlán, 61 en La Barca, 64.2 en Tamazula y 49.7 en Tepatitlán.

El informe propone que los registros de las instancias de procuración de justicia y las instituciones de salud mantengan bases de datos comunes para detectar los casos que ameriten la intervención de distintos organismos para el combate a la violencia contra las mujeres y darles seguimiento.

Maternidades tempranas son otro tipo de manifestación de ese fenómeno violento, pues en adolescentes menores de 15 años implica el delito de violación equiparada y en menores de edad en general puede ser resultado de violencia sexual, destaca el informe.

La cantidad de nacimientos en los que la madre era menor de 15 años en Jalisco fue de 5 mil 467 entre 2009 y 2016, y 81 mil 750 los nacidos de madres entre 15 y 17 años.

Sin avances en la alerta de violencia

La diputada federal Laura Nereida Plascencia Pacheco aseguró que la Alerta de Violencia contra las Mujeres no ha tenido avances sustantivos en Jalisco y que los grandes pendientes tienen que ver con el patrullaje preventivo y el monitoreo de las órdenes de protección.

“Hasta el momento ninguno de los ochos municipios (incluidos en la alerta) presentaron un plan para poder atender, ninguno de los ocho tiene claro qué le toca hacer en materia de la alerta y seguimos pasando de reuniones en reuniones y al final del día no se transforma en algo sustantivo”.

Ejemplificó que en el área de Periférico no existe iluminación en puentes peatonales y que la recomendación de un grupo de expertas en materia de senderos seguros no está al día.

“En el monitoreo de órdenes de protección, salvo Guadalajara, que tiene una plataforma de georreferenciación, que no sé porque no la han presentado. Zapopan tiene un gran avance en Policía preventiva que atiende los casos de mujeres, es la mejor del estado”.

Aseguró que el mecanismo de la alerta en Jalisco y  en cualquier parte del país no cambia  la situación porque da resultados a largo plazo.

Liliana Razo


JJ/I

 

Anuncios