Ven riesgos contra defensores de DH

Advertencia. Si se aprueba la ley de seguridad interior, incrementarán las violaciones a los derechos, aseguran especialistas. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

En México, entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de julio de este año, 106 personas defensoras de derechos humanos (DH) fueron ejecutadas extrajudicialmente y 81 más fueron víctimas de desaparición forzada.

Ésta es una de las conclusiones a las que llega el informe La esperanza no se agotaSituación de las personas defensoras de derechos humanos durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, presentado en la ciudad la tarde de ayer por parte de la Red Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) y el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad).

En el documento se expone que Jalisco destaca como la novena entidad del país con más violaciones ejercidas contra defensores de derechos humanos durante el sexenio, pues de los 302 casos que se documentan (73 por ciento de ellos perpetrados por agentes de origen estatal), 11 han ocurrido en el estado.

Entre éstos, Anna Karolina Chimiak, encargada del área de Incidencia del Cepad, destacó tres asesinatos de defensores ocurridos durante 2017: el de los hermanos Miguel y Agustín Vázquez Torres, miembros de la comunidad wixárika involucrados en la recuperación de tierras de su comunidad, a quienes un grupo de desconocidos dio muerte el 22 de mayo; y el de Gerardo Corona Piceno, asesinado el 20 de abril a las afueras de su domicilio en la colonia Jardines de la Cruz, en Guadalajara, por buscar a su hermano desaparecido desde 2012.

De igual forma, hizo un repaso de las agresiones sufridas por las comunidades nahuas del sur del estado que se oponen a los proyectos mineros que se desarrollan en la zona, la intimidación sufrida por los vecinos que defienden el Parque San Rafael, el hostigamiento al colectivo que defiende el bosque El Nixticuil y los ataques de diversa índole cometidos contra los pobladores de Temacapulín que buscan evitar la construcción de la Presa El Zapotillo.

Ley de seguridad interior

Por su parte, Quetzalcóatl Fotanot, de la Red TDT, consideró que la ley de seguridad interior que se discute en el Congreso de la Unión podría desencadenar un aumento en las violaciones de derechos humanos de los mexicanos.

“Lo que estamos viviendo con las personas defensoras, los 106 asesinatos y 81 desapariciones que se vivieron en este periodo, no es más que el preámbulo de lo que podemos vivir toda la sociedad si es aprobada esta ley, misma que le otorga facultades discrecionales al Ejército para realizar procesos de investigación y que, en los hechos, neutraliza los avances que hemos dado a nuestro sistema de justicia”.

NÚMERO

106 personas defensoras de derechos humanos fueron ejecutadas extrajudicialmente entre enero de 2012 y 31 de julio de este año

JJ/I

 

Anuncios