CAÑADAS DA LUZ VERDE PARA REGULARIZAR TALICOYUNQUE: LE LLAMA CENTRO DE POBLACIÓN TEMACA

Miguel Ángel Casillas Báez / Desde Temaca

El alcalde de Cañadas de Obregón, Jaime Gustavo Casillas Vázquez, es el principal traidor del movimiento que defiende a Temacapulín de un desplazamiento forzado. Ninguna duda. En la reunión de Ayuntamiento celebrada el pasado 26 de septiembre de 2017, el alcalde propuso al cuerpo edilicio “la aprobación para la elaboración del proyecto del programa del Plan de Desarrollo Urbano del Centro de Población Temacapulín, municipio de Cañadas de Obregón, Jalisco, y la creación de la Comisión en Materia de Planeación Socioeconómica, Urbanización y Edificación, para efectos de coordinar la consulta pública, a fin de promover la participación de los distintos grupos sociales que integran la comunidad para la elaboración del proyecto de programa del Plan de Desarrollo Urbano de Centro de Población Temacapulín”.

El Ayuntamiento, por supuesto incluida la regidora Catalina Mejía Alvarado que representa a Temaca, aprobó “la realización de foros de opinión con los sectores organizados de la sociedad a fin de recoger sus propuestas y demandas e integrarlas al diagnóstico y a la evaluación del programa vigente”. También, acordó el gobierno de Cañadas de Obregón “promover la participación de los distintos grupos sociales que integran la comunidad para la elaboración del proyecto de Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población Temacapulín”. El alcalde de Cañadas de Obregón, Jaime Casillas, acompañado de sus regidores y con particular atención al voto de la regidora por Temacapulín, Catalina Mejía Alvarado, para que junto a ese acuerdo pudieran “dar cumplimiento a la fracción tercera del artículo y Código en término se cita y se aprueba se confiera el término de un mes, contando a partir de la fecha en que se publique la convocatoria, a los interesados para que formulen por escrito los comentarios, críticas y proposiciones concretas que consideren oportunos”. Desde luego se refiere al artículo 98 del Código Urbano de Jalisco.

De esta manera y con un acuerdo entre los regidores de Cañadas, el gobierno municipal intenta echar abajo una lucha social que durante doce años ha protestado con eco en todo el mundo. Con este acuerdo, el alcalde y los regidores muestran su trabajo al Gobierno de Jalisco, con quien quedan bien, pero traicionan la protesta que Temacapulín levantó en contra de un intento por desaparecer forzadamente a la comunidad, con todo y sus derechos humanos que de nada valen para el alcalde. Al contrario, dicho por el mismo alcalde y en reunión de Ayuntamiento, “el que no esté de acuerdo con la política que aquí hacemos se puede ir a vivir a otro lado fuera del municipio”.

Durante el mes siguiente al acuerdo de Ayuntamiento, de fecha 26 de septiembre de 2017, no ha habido ninguna convocatoria a grupo social alguno en Temacapulín. Todo aparenta ser una movida política del alcalde en apego a los mandatos de su jefe político, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval. La población de Temacapulín, en cambio, ha recibido en distintas fechas las mentiras y los engaños del alcalde, quien intenta luego remediar sus desaguisados con sus relaciones informales en Temacapulín. Sin embargo, queda cada vez más claro que el intento por el alcalde de Cañadas, Jaime Casillas, es para remediar los huecos legales que el gobierno ha cometido en su intento para desplazar a los pobladores de Temacapulín. Junto con el alcalde, la regidora de Temacapulín ha hablado a nombre de quienes tienen interés por regularizar sus propiedades tranzadas de manera irregular e ilegal, por tanto, en el sitio conocido como Talicoyunque y al que ahora el alcalde está oficializando, desde su lenguaje, como Centro de Población Temacapulín. Ofende el alcalde a las inteligencias, ofende a la lucha y la defensa por el sitio donde está emplazado Temacapulín, ofende a quienes han luchado en contra del gran monumento a la corrupción que se llama Sistema El Zapotillo. Ofende, porque como autoridad obedece a quien tiene arriba de la pirámide de gobierno pero desoye al pueblo, a su propio pueblo, con un descaro abierto por los intereses en contra de Temacapulín.

En esta carrera para apabullar la defensa de Temaca y promover el desplazamiento forzado de la población, todavía hay algo peor: en la sesión no se trató lo que dice el acta por escrito. En aquella sesión, en la que estaba presente quien esto escribe, el alcalde propuso a los regidores que se reconociera al Gobierno de Jalisco, por medio de la Comisión Estatal del Agua, para que se les pudiese escriturar el predio a los vecinos de Talicoyunque, que por cierto está clausurado por los Tribunales. Los regidores aceptaron la propuesta. Entre ellos, voces como la regidora de Temaca que argumentó “pobrecitos, ellos que culpa tienen”. El gobierno se ha visto obligado a tranzar de manera irregular con los terrenos del predio Talicoyunque, para desplazar habitantes de la zona en la que intentan retener agua para la presa El Zapotillo, como es el caso de Palmarejo. También con vecinos de Temacapulín han tratado por casas a cambio de terrenos en Talicoyunque. Los regidores de Cañadas de Obregón en aquella reunión número 25 de Ayuntamiento, con fecha del 26 de septiembre de 2017, acordaron que el gobierno de Jalisco pudiese escriturar terrenos de Talicoyunque. Pero lo que dice el acta de Ayuntamiento es otra cosa, basta con revisar la videograbación de esa reunión para obtener la clara simulación: en el acta, los regidores firmaron por la convocatoria para un nuevo lugar llamado Temacapulín. Un paso firme al desplazamiento de los habitantes.

Finalmente, estas evidencias del manejo político para desplazar a Temaca tienen como marco de referencia una serie de actos de hostigamiento e intimidación que al alcalde Jaime Casillas le fueron señalados por la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco, quien solicitó al alcalde que evite actos que hostiguen a la población de Temaca, que los intimide pero además le pidió que “no obstaculice, intimide, hostigue o limite las actividades de los medios de comunicación” (Milenio Digital, 18 de agosto de 2017).

Anuncios