Cimbra abuso en Santa Fe

Por el Cluster 2 de Santa Fe, vecinos graffitearon la casa del presunto responsable. El hombre desapareció desde la semana pasada. Foto: Julio Cárdenas
Julio Cárdenas/Mural

Guadalajara, México (28 noviembre 2017).- Las lágrimas son la reacción ante la impotencia de saber que sus hijas fueron víctimas de presunto abuso sexual.

Desde el 22 de noviembre, tres madres de familia interpusieron denuncias por el supuesto delito cometido por Abner Castillo, “don Ney”, contra sus hijas. La Fiscalía General del Estado abrió las carpetas de investigación D-I/121220/2017, D-I-121223/2017 y D-I-121211/2017.

De acuerdo con una de las madres afectadas, el martes 21 de noviembre, el hombre -vecino del Cluster 2 del Fraccionamiento Santa Fe en Tlajomulco- interceptó a una niña de 10 años de edad y la metió en su domicilio: una bonetería ubicada en la Calle San Francisco 134.

“Ella menciona que empezó a besarla en la boca dos veces, inclusive le metió la lengua y que empezó a agarrarle sus pechos hasta llegar a la altura de su calzón; por afuera le tocó, y luego le metió la mano por adentro de su calzón”, contó la mujer.

De un empujón, la menor huyó hacia su casa, donde reveló lo sucedido a la madre. Invadida por el coraje, la progenitora optó por salir a reclamarle al hombre, quien se resguardó atrás del cancel de la bonetería.

“Estuve como unos 20 minutos, yo no sabía ni qué hacer (…). La impotencia de no poder darle aunque sea un trancazo, yo quería agarrarlo hasta de los pelos y arrastrarlo”, expresó la madre.

Un reporte a la Policía de Tlajomulco no se atendió, por lo que la mujer decidió regresar a su casa, donde rompió en llanto; unos minutos más tarde, la segunda denunciante tocó a la puerta para confirmarle que su hija de 11 años también había sido víctima.

La esposa de “don Ney”, relató la segunda madre, impartía clases de inglés y costura para las niñas del vecindario; su hija acudía martes y jueves a los cursos. Hasta en tres ocasiones, confesó la menor, el hombre la había tocado.

La tercera afectada indicó que el 8 de noviembre, el presunto responsable agredió a una niña de 6 años, mientras que otra, de 12, logró escapar.

Hoy, el domicilio de “don Ney” está abandonado y con graffiti; en las calles del Cluster 2, panfletos que denuncian su presunto comportamiento se exhiben en los postes. Del presunto implicado nada se sabe desde entonces. Desapareció.

Por el Cluster 2 de Santa Fe, panfletos que denuncian al presunto responsable aparecieron sobre los postes de luz. El hombre desapareció desde la semana pasada.

Madre de una afectada
Yo sé que ahorita han cambiado mucho las leyes judiciales pero es un delito, es un delito sexual que aunque no hubo penetración, no hubo violación, son toqueteos que las niñas se ven afectadas moralmente, psicológicamente”.

 

Anuncios