Les dan rostro a casi 3 mil desaparecidos

(Foto: Monika Neufeld)

Salvador González tiene 17 años de edad. La última vez que se le vio fue en Guadalajara, el 30 de junio de 2012. Hace unos días dejó de ser un número más. Sus datos forman parte de la base de información que la organización civil Data Cívica elaboró sobre los desaparecidos en México.

En total, se capturó la información de 32 mil 277 personas cuyo paradero se desconoce. De estos, 2 mil 782 desaparecieron en Jalisco, es decir, 8.6 por ciento. Sólo 10 municipios en el estado no tienen números al respecto

Data Cívica sacó del anonimato a los mexicanos que el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas mantenía como un número solamente. En su nueva base de información se puede saber el nombre, la fecha en que desapareció, sus características físicas, nacionalidad, edad, sexo.

Ahora se puede saber, por ejemplo, que la última vez que se vio a Armando Sánchez fue en Zapopan, el segundo municipio con más registros de personas desaparecidas, un total de 404, apenas superado por Guadalajara, que tiene 494. De hecho, el Área Metropolitana de Guadalajara concentra la mayor parte de los casos; entre los nueve municipios que la conforman concentran 50 por ciento de las desapariciones.

El tercer sitio en número lo ocupa Tlaquepaque, con 179 casos, y le sigue Puerto Vallarta, con 147.

Otros municipios fuera del área metropolitana que tienen una mayor concentración de desaparecidos son Lagos de Moreno, con 94; Tepatitlán de Morelos, con 66; La Barca, con 58, y Tala con 53.

Francisco Medina Roldán desapareció en Huejuquilla el Alto, uno de los más pobres y más pequeños de Jalisco. El problema de las desapariciones prácticamente existe en todo el territorio estatal, pues hay registros en 115 de los 125 municipios; es decir, sólo se salvan 10.

En la lista hay 320 mujeres, como Griselda Romero, quien desapareció en el municipio metropolitano de Ixtlahuacán de los Membrillos. La mayoría de los casos corresponden a hombres, con un total de 2 mil 462.

Otro dato que se incluyó en la captura elaborada por la organización civil Data Cívica es la edad de los desaparecidos, donde sobresale que 29 de ellos son niños, es decir, tienen menos de 12 años. Como Ángel Raymundo Mungaray, quien tiene 10 años y desapareció en El Salto.

El mayor número de casos se concentra en quienes tienen entre 18 y 40 años de edad, con mil 801, es decir, más de 64 por ciento. Ni las personas de la tercera edad se salvan, pues hay 130 registros de quienes tienen más de 60 años de edad.

No todos los desaparecidos que están en la base de datos de Jalisco son mexicanos. En el registro hay 15 casos de extranjeros, como Dubón Artiaga, un hondureño que desapareció en Zapotlán el Grande. En la lista hay ocho estadounidenses, dos colombianos, así como un guatemalteco, un canadiense, un hondureño, un venezolano y un cubano.

Para elaborar el registro nacional de desaparecidos con nombre e información, la organización civil utilizó diferentes bases de datos que cruzó con el registro de la Secretaría de Gobernación. Al presentarlo, José Merino, coordinador de Data Cívica, dijo que tardaron cuatro meses entre 10 colaboradores y el apoyo de organizaciones civiles dedicadas a la búsqueda, como parte de la iniciativa #PersonasNoRenglones.

JJ/I

 

Anuncios