Evidencian carencias de la ruta Artesanos

Exigen cambio. La tarifa de 9 pesos no se justifica, aseguran colectivos. (Foto: Alfonso Hernández)

Una evaluación realizada por distintos colectivos a la ruta troncal Artesanos concluyó que este primer nuevo modelo de transporte público opera a medias, y por lo tanto es necesario volver a la tarifa de 7 pesos hasta que el cumplimiento de las normas técnicas de la Ley de Movilidad estén a 100 por ciento.

“Los señores transportistas insisten en que éste es un negocio, nosotros insistiremos en que éste es un servicio público que no puede estar sirviendo para generar segregación en la ciudad (…) no vamos a permitir que se implemente un nuevo modelo a medias, queremos que se haga con las características que la ley estipula”, sentenció Héctor Robledo, investigador del colectivo Caracol Urbano.

Durante cuatro meses, organizaciones civiles observaron en campo el servicio que prestan las 22 unidades de esta ruta, realizaron encuestas a los usuarios y también a los conductores.

El análisis determinó que la ruta-empresa, si bien representa una mejora, su cumplimiento apenas alcanza 70 por ciento porque aún es excluyente, no se respeta la frecuencia de paso, los choferes trabajan más de ocho horas y el sistema de prepago es poco usado, algo que no amerita una aumento a nueve pesos.

Entre las condiciones excluyentes se encuentran que sólo dos de 22 unidades cuentan con rampas para personas con discapacidad, en sólo tres funciona el icono de parlante interior para personas ciegas, no hay camiones con el derrotero en braille, no tienen asientos retráctiles para personas de talla baja y existe escalón de cortesía nada más en las puertas de ascenso.

La frecuencia de paso es regularmente de 11 minutos, cuando la norma técnica marca cinco. Los usuarios llegan a esperar hasta 26 minutos, y si es una persona con discapacidad, hasta dos horas.

Además, aunque los conductores tienen un salario fijo que oscila entre los 9 mil y 13 mil pesos, dos de ellos no tienen contrato y trabajan de nueve a 10 horas, no las ocho que marca la norma.

Destacan como mejoras que no trabajan bajo presión, no doblan turnos, tienen revisión médica, han sido capacitados y no cobran manualmente a los usuarios.

En el sistema de prepago se encontró que apenas 8 por ciento de los usuarios usa la tarjeta, algo que ocurre porque el sistema es inaccesible para ellos, no hay suficiente información, los choferes deben entretenerse para orientar a los usuarios y sólo hay una máquina para recarga, lo que entorpece su uso.

En la elaboración del informe participaron colectivos como Frente Común, Comparte la Ciudad, Gdl en Bici, Estudiantes en Ruta de ITESO y Movilidad Revolución Jalisco, mismos que invitaron al titular y directivos de la Secretaría de Movilidad, así como al gobernador, pero no asistieron.

_____

“Los señores transportistas insisten en que éste es un negocio, nosotros insistiremos en que éste es un servicio público que no puede estar sirviendo para generar segregación en la ciudad”
Héctor Robledo del colectivo Caracol Urbano

JJ/I

 

Anuncios