Regresa la discusión sobre el Río Santiago

Regresa la discusión sobre el Río Santiago | La Crónica de Hoy - Jalisco

SUPERVISIÓN. La CEDHJ apenas realizó un recorrido de supervisión para el cumplimiento de una recomendación lanzada hace ocho años. Foto: Archivo

Como es costumbre cada temporada preelectoral, funcionarios públicos de diferentes niveles de gobierno reviven el tema de la contaminación del Río Santiago. El agua contaminada que descarga la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales “El Ahogado”, fue motivo de una recomendación casi olvidada que fue emitida en el 2009 por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ). Hasta el momento, poco se ha logrado.

Ocho años después de la declaratoria de emergencia por contaminación y violación a los Derechos Ambientales, el gobierno de Tlajomulco y la CEDHJ celebran que realizaron un recorrido de “supervisión” para el cumplimiento de la recomendación 1/2009 emitida por el entonces tercer visitador, Alfonso Hernández Barrón, quien ahora titula la CEDHJ.

Originalmente, ese documento iba dirigido al Titular del Poder Ejecutivo, La Comisión Estatal del Agua (CEA), Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), y los ayuntamientos de los municipios de: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Juanacatlán, Ixtlahuacán de los Membrillos, Chapala, Poncitlán, Tototlán, Atotonilco el Alto y Arandas. Pero se desconoce quiénes acatarán el proyecto de recuperación del río.

En lo que se refiere al Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, hasta el momento, según la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ), Tlajomulco ha cumplido solamente 15 puntos de los 68 que se estipulan. Pero están trabajando para recuperar el agua de ese municipio.

INVERSIÓN

La Laguna de Cajititlán, cuenta con un humedal flotante, el cual a través de un proceso de fitoremediación, realiza el filtrado de agua, que entra a este vaso lacustre.

Además de estas ecoténicas, el Gobierno de Tlajomulco, tiene instalado a las orillas de la Laguna de Cajititlán, 3 plantas de tratamiento, mismas que en esta administración, se lograron ampliar sus capacidades de procesamiento, en donde el municipio, ha invertido más de $165 MDP., para la ampliación de las mismas, dando como resultado el procesamiento total de 210 litros por segundo, teniendo una visión de sustentabilidad a 10 años; siempre y cuando se realicen los ajustes necesarios y el mantenimientos oportuno, para su correcto funcionamiento.

RECONOCEN LENTITUD

El problema son los desechos y no el tratamiento de las aguas. El año pasado, la Organización Internacional Green Peace, tuvo que interceder para intentar rescatar las aguas de Jalisco. Activistas ambientales denunciaron que en la cuenca del Río Santiago habían encontrado materiales tóxicos que las autoridades mexicanas no regulaban.

Entre las sustancias tóxicas encontradas por Green Peace hay Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) y semivolátiles (COSV) como el nonifenol, octifenol, ftalatos, cloroformo, bencenos, sustancias cuyas altas concentraciones tienen impactos en la vida acuática y en el ser humano, ya sea porque son cancerígenas, pueden provocar disrupciones hormonales, pueden generar daños y malformaciones en fetos, así como en los sistemas reproductivos femeninos y masculinos.

Muchas de estas sustancias sí están reguladas estrictamente bajo normativas como la REACH de la Unión Europea. Pero en México esto no ocurre y a Jalisco parece no importarle.

“Es preocupante que haya sustancias que escapan del tratamiento de la planta El Ahogado y que por su naturaleza son altamente tóxicas. Las plantas de tratamiento no son la solución, el único camino para mantener limpios los cuerpos de agua y mantener la salud de las personas y del ecosistema es evitar este tipo de descargas y modificar la legislación mexicana para ampliar la lista de sustancias reguladas y que los tres niveles de gobierno se hagan responsables de la contaminación, de la salud de las personas y el ecosistema”, aseguró el coordinador de la campaña de Tóxicos de Greenpeace México, Miguel Soto Treviño.

IMPOSIBLE DE ORIGEN

Por si el problema de regulación fuera poca cosa, el actual primer visitador de la Comisión, Eduardo Sosa Márquez, reconoció que el cumplimiento no será inmediato y desconoció un proyecto con fechas determinantes para solucionar el problema.

“La recomendación desde el 2009, no era, y lo sabíamos, desde que se elaboró el proyecto; no era posible cumplirla, en 15 días, ni en 15 minutos, ni quizás en 15 años, ya vamos a cumplir nueve años de que se emitió esta recomendación. Es una recomendación que se debe tomar como una guía para replantear el manejo de las cuencas”, finalizó.

UN INTENTO INSUFICIENTE:

El agua que descarga la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) El Ahogado, la cual desemboca en el río Santiago, contiene 101 químicos orgánicos aislados, algunos considerados de alto riesgo para la salud de las personas y del ecosistema, y de los cuales al menos 22 ni siquiera están regulados en México, de acuerdo con el reporte Alto a la Catástrofe Ecológica del río Santiago, elaborado por Greenpeace México.

Las plantas con las que cuenta Tlajomulco, en la Laguna de Cajititlán son:

Planta San Miguel:

60 litros por segundo, capacidad original.

160 litros por segundo, capacidad actual (planta ampliada).

Planta Cajititlán:

12 litros por segundo, capacidad original.

20 litros por segundo, capacidad actual (planta ampliada).

Planta San Juan Evangelista:

5 litros por segundo, capacidad original.

12 litros por segundo, capacidad actual (planta ampliada).

 

 

Anuncios