Comerciantes de San Pedrito temen despojo

ORGANISMO. Los vendedores piden que intervenga la CEDHJ. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Tras haber recibido presiones para retirarse de sus instalaciones a más tardar el domingo pasado sin un aparente motivo, comerciantes de la Unión de San Pedrito, en Tlaquepaque, solicitaron la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) para que no se les despoje, pues señalan que 50 familias viven de ese negocio.

Representantes de la unión de comerciantes presentaron copia de la queja interpuesta ante el organismo, en la que señalan haber sido objeto de amenazas de despojo incluso con violencia por parte de funcionarios que aseguran provenir de la Dirección de Mercados, a cargo de Juan Martín Núñez Morán.

“El trabajo que han realizado los comerciantes desde hace más de 15 años en la calle Poza Rica, de 18 de Marzo a Coatzacoalcos, cumpliendo a cabalidad con los reglamentos del Municipio, pudieran no servir de nada si no cumplen con los caprichos de Beatriz Zorrila y Juan Martín Núñez Morán, quien haciendo abuso de coacción, envía a los inspectores a amenazar a los comerciantes que no obedezcan a la encargada del tianguis”, indica la queja presentada el viernes en la comisión.

“Ya han solicitado reuniones con distintas autoridades; sin embargo, fue hasta que Gustavo Flores, ex secretario del ayuntamiento, los recibió cuando se generó un acuerdo en metros de piso, antigüedad y la organización de padrón de comerciantes, acuerdo que ahora está en peligro por la avaricia desbordada de la encargada del tianguis y el director de Mercados”, acusan.

De acuerdo con el escrito, a raíz de la salida del ex funcionario de la Secretaría del Ayuntamiento los empleados de la Dirección de Mercados desconocieron los acuerdos alcanzados, que consistían en mantener a los comerciantes en sus respectivos lugares con permisos y documentos, lo cual, a decir de los vendedores, no se ha respetado.

“Piden a la comisión, y al propio gobierno municipal, con oficio dirigido a la presidente municipal, María Elena Limón García, se les respeten las condiciones mínimas para permanecer trabajando, tales como los metros de los puestos, la antigüedad, la regularización de las áreas, se les incorpore al padrón del ayuntamiento, así como el otorgamiento de una constancia o credencial por parte del ayuntamiento como comerciantes del tianguis, para evitar los constantes abusos”, añadieron.

“(Los comerciantes) piden a la comisión, y al propio gobierno municipal (…) se les respeten las condiciones mínimas para permanecer trabajando”
Extracto de la queja presentada

FV/I

 

Anuncios