Su misión, reconstruir

La labor de TECHO busca crear comunidad, para que las personas superen la pobreza. Foto: Cortesía
Rebeca Herrejón/Mural

Guadalajara, México (28 octubre 2017).- Ni casa, ni comunidad, ni patrimonio. Así quedaron miles de familias que habitaban asentamientos irregulares en Oaxaca, Puebla, Morelos, Estado de México y la CDMX, tras los sismos de septiembre.

Ante la emergencia, voluntarios de la organización no gubernamental TECHO México siguen sumando esfuerzo y ayuda para construir viviendas provisionales: cuartos de 18 o 36 metros cuadrados, con estructura de madera y techo de concreto, que pueden darle certeza y una segunda oportunidad a quienes lo han perdido todo.

“Además de las mejoras que se ven naturales, en temas de salud, educación, etcétera, la vivienda de emergencia ayuda también a temas de coordinación comunitaria, nos ayuda a la autoestima familiar, al empleo”, detalla Enrique Cano Bustamante, director social de la organización.

Luego del siniestro, y una vez que las autoridades garantizaron la seguridad de los voluntarios, integrantes de TECHO viajaron a las zonas afectadas para evaluar en dónde se requiere el apoyo.

Determinaron construir 500 viviendas para igual número de familias, en 33 poblaciones.
Una vez detectada la necesidad, otro grupo de colaboradores encuestará a las familias, para conocer la composición, situación económica, laboral y social que prevalece en la comunidad.

Los refugios temporales -con un periodo de vida útil de 20 años- se construyen en máximo tres días con ayuda de voluntarios y personas de la comunidad, detalla Cano Bustamante, pues la intención es también crear lazos entre ellos.

El número de viviendas a edificar depende del recurso que adquieran. Cada una cuesta 50 mil pesos y se financia sólo de donativos.

De acuerdo con Cano, la intención es lograrlo antes de diciembre y para ello requieren 30 millones de pesos.

“(La vivienda) puede tener una duración de más de 20 años, pero nuestro objetivo es que las familias, antes de que pase eso, puedan ellas mismas construir su vivienda o que haya respuesta de la política pública, que puedan apoyar a que, desde el Gobierno, desde la legislación, desde los programas de los gobiernos, puedan hacerse de una vivienda definitiva”, indicó.

En Jalisco hay al menos 200 personas que han colaborado como voluntarios de TECHO; aún no definen cuántos de ellos podrían apoyar en las labores tras el sismo.

¿Quiénes son?

TECHO, Un techo para mi País, AC.

Dirección oficina Guadalajara: Fray Luis de Palacios 285, Ladrón de Guevara, Guadalajara
Teléfono: 3615-3258

Sitio web: www.techo.org/mexico

Vocación: Trabajan en asentamientos irregulares para ayudar a sus pobladores a superar la pobreza, desde la vivienda y la creación de comunidad

A reedificar

Si está interesado en apoyar a reconstruir las vidas de los afectados por el sismo, puede apoyar esta iniciativa:

-Ingrese para donar en: https://www.classy.org/campaign/techo-for-mexico/c146740

– Este mes, más de 300 voluntarios encuestan a las familias beneficiadas, para conocer necesidades y priorizarlas.

– Durante noviembre y diciembre, más de 2 mil 500 voluntarios acudirán para trabajar, en conjunto con las familias, en edificar las viviendas.

¿En dónde?

Estado Comunidades beneficiadas

– CDMX 7*
– EdoMex 15
– Morelos 2
– Puebla 1
– Oaxaca 8

* Se trata de poblaciones en la Delegación Xochimilco.

Duraderas

$50 milcuesta levantar estos refugios, con duración de 20 años y que pueden desmontarse.

 

Anuncios