Calles ya demostraron fragilidad: vecinos

DESPERFECTOS. Las obras de la Línea 3 han afectado las calles de la colonia. (Foto: Especial)

Ante la posible entrada de automóviles en altas cantidades a colonias próximas al Centro de Zapopan, como la Seattle o Maestros, con la peatonalización de avenida Américas, vecinos de éstas aseguran que sus barrios ya demostraron ser vulnerables al tráfico intensivo al haber sido vías alternas de las obras de la Línea 3 del Tren Ligero, lo que derivó en grandes baches que la empresa contratista demoró en reparar.

Al ser empedrada la zona, colonos refirieron que las calles son de baja velocidad para mayor tranquilidad de la colonia, disminución de la corriente del agua en tiempo de lluvias y reducción de la temperatura en calor, pero al ser vías alternas con gran cantidad de autos y camiones, aseguraron que éstos trastocaron la dinámica y causaron daños, lo cual ya no quieren se repita.

“Ahorita ya han bajado las lluvias, pero cuando estaban más intensivas el agua tapaba unos baches enormes en varias calles, de los más grandes los vi en la avenida 20 de Noviembre, a más de un carro le tronó la llanta y es por la cantidad que ha entrado ya desde hace como dos años, no aguanta el empedrado”, recordó la vecina Romina Rodríguez, en referencia a los daños de ser vía alterna.

“Nos han estado comentando los vecinos que han ido a las reuniones con el ayuntamiento que ya va a estar permanente el tráfico, porque con la plaza ésta que quieren hacer los carros se van a meter para rodearle, y sí es cierto, el paso a desnivel, la verdad, no creo que vaya a dar abasto y estamos de acuerdo en que se cambie para que no nos afecten a nosotros, nos dijeron que era sólo temporal”, agregó María de Jesús González.

A nombre de diversas colonias cercanas, el martes sus representantes publicaron un desplegado en el que exigen al gobierno de Zapopan y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que replanteen el proyecto de macroplaza en torno a la estación Basílica de la Línea 3, pues contempla peatonalizar Américas y enviar el flujo a un túnel vehicular que ven limitado en capacidad.

Además, solicitaron que no se explote comercialmente lo que será la plaza, pues temen un cambio en la dinámica vecinal, sobre todo de las calles habitacionales más cercanas, lo cual ya se había hecho saber al alcalde Pablo Lemus y aunque en un inicio dijo que los escucharía, e incluso les aceptó un proyecto alternativo, terminó por enviar a la Federación uno desarrollado por consultores que pagó el Municipio.

No obstante, quien tendrá la última palabra sobre el proyecto de la macroplaza será la SCT, que ya recibió la propuesta del ayuntamiento, pero aún no ha manifestado su decisión final.

“El paso a desnivel, la verdad, no creo que vaya a dar abasto y estamos de acuerdo en que se cambie para que no nos afecten a nosotros”
María de Jesús González, vecina

FV/I

 

Anuncios