Cruces Mada nos engañó: Víctimas del 22 de abril

Se quejan ante la CEDHJ por falta de medicinas y mentiras del secretario de Salud

Durante la presente administración es la sexta ocasión en que se suspende la entrega de tratamientos, y aunque las autoridades se han comprometido a garantizarlos, esto no son más que palabras, señalaron los afectados luego de presentar queja ante la CEDHJ

Por Gloria Reza/pagina24Jalisco

“Es una injusticia que 25 años después de las explosiones de 1992 no tengamos autoridades que nos aseguren la atención médica”, tronó Lilia Ruiz Chávez, presidenta de la asociación civil 22 de Abril en Guadalajara/Foto: Archivo Página 24

“Es una injusticia que 25 años después de las explosiones de 1992 no tengamos autoridades que nos aseguren la atención médica”, tronó Lilia Ruiz Chávez, presidenta de la asociación civil 22 de Abril en Guadalajara/Foto: Archivo Página 24

Víctimas de la explosiones del 22 de abril de 1992 interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco contra el secretario de Salud del estado, Antonio Cruces Mada, por la falta de medicamentos para su tratamiento.

La presidenta de la asociación civil 22 de Abril en Guadalajara, Lilia Ruiz Chávez, explicó que exigen la renuncia del funcionario por el desabasto de medicinas y porque los engañó sobre la reanudación del servicio.

La mujer relató que durante esta gubernatura es la sexta ocasión en que se suspende la entrega de tratamientos. Explicó que el martes 10 se manifestaron afuera de la farmacia del Hospital General de Occidente, que está cerrada desde hace más de un año porque la Secretaría de Salud no ha pagado a proveedores.

Ese día, expuso Ruiz Chávez, el secretario de Salud de Jalisco “se comprometió a resolver en una semana el problema de la reapertura de la farmacia. Además, ofreció firmar un compromiso de que no se iba a repetir la escasez de medicinas”. De acuerdo con la presidenta de la organización, la firma de dicho compromiso se realizaría el lunes 16, pero no ocurrió.

“Nos dimos cuenta que la promesa del secretario de firmar un compromiso fue con el único fin de resolver de inmediato su problema ante los medios de comunicación.  Es una injusticia que 25 años después de las explosiones de 1992 no tengamos autoridades que nos aseguraren la atención médica”, dijo.

Lilia Ruiz agregó que la farmacia ya abrió, pero sólo tiene medicamentos básicos. “Carece, incluso, de jeringas para insulina”.

Las explosiones de 1992 en la capital jalisciense destruyeron más de 13 kilómetros de calles, causaron destrozos en un área de 20 manzanas y dejaron un saldo de 200 muertos y mil 800 heridos. (apro)

Anuncios