Prevalece tortura en Jalisco: Cepad

Las más señaladas. Las Policías municipales son las que más cometen este tipo de actos. (Foto: Grisel Pajarito)

La tortura es una práctica generalizada, estructural y sistemática en Jalisco, sustentada en las omisiones de las instituciones públicas y de las corporaciones de seguridad, concluyó el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad).

Su informe, La impunidad interminable: la tortura en Jalisco, refleja que la Fiscalía General del Estado (FGE) no realizó ninguna investigación, abrió alguna averiguación previa o carpeta de investigación, o ejerció acción penal por este delito de 2010 a 2016. Los datos fueron obtenidos después de 16 solicitudes de información hechas por el organismo a la corporación estatal.

Aunque por lesiones, la dependencia estatal aceptó haber iniciado 406 averiguaciones previas, de las cuales archivó 233. En las que se siguieron sólo hay un servidor público señalado como responsable, y de las investigaciones iniciadas existen apenas tres órdenes de aprehensión giradas. Además, se ejerció la acción penal sólo en seis de ellas y hubo tres sentencias condenatorias.

En dicha estadística, Cepad se preguntó “si estas denuncias no se relacionaban con actos de tortura y no lesiones o abusos de autoridad como señala la institución, pues es común que este tipo de hechos se clasifiquen en esta modalidad”.

De aquí también se determinó que, con 77.5 por ciento, son las Policías municipales las que más realizan estas prácticas; la Dirección de Seguridad Pública de Guadalajara encabeza la lista, seguida de la de Zapopan y Tlaquepaque.

El documento, que contiene un análisis de 2010 a 2016, está basado además de las solicitudes de información hechas a las corporaciones de seguridad, en un revisión de las recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) y la Encuesta Nacional a Personas Privadas de la Libertad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el cumplimiento de las recomendaciones de la CEDHJ, la Fiscalía General informó que igualmente en este periodo tiene sólo dos recomendaciones para investigar actos de tortura que involucran a nueve servidores públicos de su misma dependencia y de la Dirección de Seguridad Pública de Guadalajara.

De ésas, se iniciaron dos averiguaciones previas, pero finalmente ninguna fue consignada por el Ministerio Público.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), el Poder Judicial del estado, la CEDHJ y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) también son instituciones públicas señaladas en este informe por omisiones en su actuar para demostrar y castigar la práctica de la tortura.

En el mismo se incluyen recomendaciones al gobierno de Jalisco, como el reconocimiento público de la impunidad en este delito y tomar las medidas necesarias para prevenirlo y sancionarlo; también se incluye a los ayuntamientos, al Congreso del Estado, al Poder Judicial y a la Fiscalía General.

Cuestionamiento

Cepad ve la clasificación de casos de forma que no aparezcan como tortura y sí como lesiones

JJ/I

 

Anuncios