Realizan jornada por los 43 de Ayotzinapa

En silencio. Estudiantes y sociedad en general participan en la protesta. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Ayer se cumplieron tres años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, y en Guadalajara se realizó una marcha en conmemoración del suceso.

Cientos de personas caminaron en silencio desde el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) hasta la avenida Juárez, a la altura de Plaza Universidad.

La manifestación fue encabezada por Bernabé de la Cruz, padre de Adán Abraján de la Cruz, uno de los normalistas desaparecidos, quien dio a conocer que el 26 de octubre se reunirán con representantes de la Procuraduría General de la República (PGR) para recibir novedades sobre el caso.

“Nosotros le dijimos (a la PGR) que queremos respuestas ya y si no, ese día 26 queremos que todos los estados, todos los ciudadanos, exijamos a este gobierno que nos entregue ya a los 43 estudiantes y que se castigue a los culpables”, expuso evidentemente conmovido.

Por su parte, Samuel Peña, estudiante de la normal de Ayotzinapa, prestó su voz para dar lectura a un comunicado del Comité de Padres y Madres dirigido a los afectados por los sismos.

“Decirles que nos unimos a su dolor. Su dolor es nuestro y lo entendemos porque llevamos tres años buscando a nuestros hijos, tres años derramando lágrimas amargas por no saber dónde están. Las madres y los padres de los 43 y la normal de Ayotzinapa les damos nuestra mano humilde y desinteresada, los invitamos a no creer en las acciones del gobierno, que tratará de sacar ganancia política de su dolor. Recuerden: sólo el pueblo ayuda al pueblo, es el pueblo quien ha sostenido nuestra lucha y que en momentos difíciles nos ha ayudado a levantarnos. Nos pronunciamos por que el gobierno agote las labores de búsqueda y permita la libre organización de la sociedad civil que se apresta a ayudar”.

En un encuentro previo con estudiantes del CUCSH, De la Cruz exigió a las autoridades que se mantengan abiertas cuatro líneas de investigación sobre el caso: el involucramiento del Ejército, la presencia de un quinto autobús relacionado con el tráfico de drogas, la actividad presentada en celulares de normalistas después de su desaparición y la posible participación de policías municipales de la localidad de Huitzuco.

Estudiantes toman caseta

Para exigir justicia para los 43 normalistas de Ayotzinapa tras cumplirse tres años de su desaparición, alumnos de la Normal Rural de Atequiza tomaron la caseta de Ocotlán.

El representante de este grupo de jóvenes, quien prefirió no otorgar su nombre, informó que mientras estaban en la caseta llegaron patrullas de la Policía Federal y se sintieron intimidados y temerosos ante la posible represión.

“Acabamos de tomar la caseta de Ocotlán como protesta de los tres años de desaparición de nuestros compañeros de Ayotzinapa. Sólo que hay muchos policías federales y tememos una represión. Es toma de caseta y por la tarde se hará una marcha en Guadalajara. Estamos dejando pasar sin cobro a todas las personas. Es una manera de protestar. Tomamos la caseta y no se paga más que una cuota voluntaria”.

Agregó: “Hoy tomamos la caseta, hay muchas patrullas, un vez ya nos retiraron. Esta vez nos dijeron que no iba a haber represión, pero no confiamos en lo que ellos nos dicen. Nos dicen que sí estemos aquí un tiempo, pero hay muchas patrullas. Tememos represión por parte del estado a nuestras manifestaciones y queremos que el pueblo esté atento a las actividades que haremos como normal rural”.

“Nosotros le dijimos (a la PGR) que queremos respuestas ya y si no, ese día 26 queremos que todos los estados, todos los ciudadanos, exijamos a este gobierno que nos entregue ya a los 43 estudiantes y que se castigue a los culpables”
Bernabé de la Cruz, padre de uno de los desaparecidos

Realizan exigencias por desaparecidos

Después del foro denominado Frente a la desaparición forzada y la desaparición por particulares en Jalisco: la lucha por la verdad y la justicia, realizado en la ciudad la semana pasada, un grupo de 16 organizaciones de búsqueda de desaparecidos y defensa de los derechos humanos emitió una serie de exigencias dirigidas al gobierno federal y a las autoridades locales con el fin de que garanticen la impartición de justicia.

Hasta el momento, con más de 33 mil 400 personas incluidas en el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), las organizaciones consideraron que las autoridades han sido incapaces de erradicar expresiones de violencia como las desapariciones, homicidios, la tortura o las detenciones arbitrarias.

“Las y los familiares de personas desaparecidas hemos emprendido la búsqueda de nuestros seres queridos, así como el acceso a la verdad, justicia y reparación, de manera individual y colectiva, con el apoyo de organizaciones de la sociedad civil, ante un Estado que actúa de manera indolente e ineficaz, rayando en lo que se podría clasificar en una complicidad criminal”, expusieron en un comunicado firmado por colectivos como Por Amor a Ellxs, Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) y el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad).

Entre las demandas hechas al Estado mexicano en su conjunto se cuentan: la aprobación de ley general en materia de desaparición forzada de personas, desaparición cometida por particulares y del sistema nacional de búsqueda de personas, y que se destine presupuesto para su correcta implementación; la creación de legislaciones estatales en la materia con el involucramiento de los familiares de las víctimas.

En el caso de Jalisco piden, entre otras cosas, que termine la inoperatividad de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, que la nueva fiscalía en la materia garantice la búsqueda inmediata de personas y que bajo ninguna circunstancia se busque reducir sus atribuciones y que se legisle la ausencia por desaparición.

JJ/I

 

Anuncios