Piden que el caso de Mara Fernanda no sea olvidado

Cientos marcharon hasta llegar a la Plaza de la Liberación para exigir justicia por el asesinato de la joven‘Mara, escucha, nada fue tu culpa’ gritaban los manifestantes al unísono los asistentes en medio de tambores, carteles y megáfonos. EL INFORMADOR / A. Camacho

El Informador

  • Daniel Bastidas marchó con la fotografía de su hija en mano, víctima de feminicidio

Cientos marcharon hasta llegar a la Plaza de la Liberación para exigir justicia por el asesinato de la joven

GUADALAJARA, JALISCO (17/SEP/2017).- Carolina Bastidas tenía sólo 20 años, trabajaba como barista en un café cuando el pasado 12 de diciembre uno de los clientes que frecuentaba el lugar la invitó a comer a su departamento, sin embargo ella nunca regresó a casa. Carolina falleció en el lugar debido a una bronco aspiración, según determinaron las autoridades.

Daniel Bastidas, su padre, aún no se explica cómo pudieron determinar esto; cómo fue que el hombre no la ayudó mientras veía que esto sucedía y sólo se fue a dormir, dejando a la chica en el apartamento, donde fue encontrada al lado del sujeto que según menciona, estaba drogado al momento del hallazgo. Para él, Carolina fue asesinada por su victimario, mismo que hasta ahora está libre sin cargo alguno. Ahora sólo pide que la muerte de su hija sea tratada como un feminicidio, por la forma en la que sucedieron las cosas.

Daniel, con la fotografía de su hija en mano, fue uno de los más de 800 asistentes a la marcha convocada este domingo a medio día para exigir justicia por el asesinato de Mara Fernanda Castillo, la joven desaparecida el pasado 8 de septiembre tras abordar una unidad de Cabify para llegar a casa, sin embargo, eso nunca sucedió y este viernes fue encontrada muerta, envuelta en una sábana en un paraje de la autopista México-Puebla, según informes de la Fiscalía de ese estado.

“Mara, escucha, nada fue tu culpa” gritaban al unísono los asistentes en medio de tambores, carteles y megáfonos, hasta llegar a la Plaza de la Liberación, donde las representantes de diferentes colectivos pidieron que el caso de Mara no sea olvidado por las autoridades y sirva como un motor para que estas tomen cartas en el asunto.

“El caso de Mara nos recuerda que las mujeres siempre están en peligro, ante el panorama de inseguridad que se vive en el país. Estamos hartas de vivir en constante temor de ser atacadas y sentirnos vulnerables. Repudiamos los actos de violencia que se viven día a día. Exigimos que las autoridades correspondientes intervengan y lleven a cabo el trabajo que les corresponde”, dictaba uno de los textos.

Pidieron además, a las autoridades jaliscienses, la creación de acciones y mecanismos adecuados para erradicar la violencia contra las mujeres de forma eficaz, y que se siga el proceso adecuado para que los homicidios que se lleven a cabo en contra de ellas, sean investigados como feminicidios.

EL INFORMADOR / RUBÍ BOBADILLA

 

Anuncios