¡Están acabando con el último manantial de GDL!

Exigen derrumbar el condominio Ojo de Agua

A sabiendas de que están dañando el medio ambiente, las autoridades tapatías se niegan a cumplir orden del TAE que mandata respetar la naturaleza, nulificando las licencias de construcción en el lugar, asentado junto a un cuerpo de agua pura

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Cuando fue construido, el condominio Ojo de Agua gozó de licencias otorgadas por el ayuntamiento tapatío que contravenían los planes parciales; pese a la enorme irregularidad, ninguno de los alcaldes que han pasado por Guadalajara han hecho valer la ley/Fotos: Rafael Hernández Guízar

Cuando fue construido, el condominio Ojo de Agua gozó de licencias otorgadas por el ayuntamiento tapatío que contravenían los planes parciales; pese a la enorme irregularidad, ninguno de los alcaldes que han pasado por Guadalajara han hecho valer la ley/Fotos: Rafael Hernández Guízar

Están por cumplirse ocho años de que se dictó una sentencia para que se echara abajo el condominio Ojo de Agua en Guadalajara por invadir el manantial “Los Colomitos” y el Tribunal Administrativo del Estado (TAE) se ha negado a ejecutar la sentencia.

Fue el 27 de septiembre del 2009 cuando la segunda sala del TAE dictó la sentencia a favor de los quejosos –vecinos–, quienes promovieron un juicio de nulidad para que se determine la ilegalidad de la obra, que gozó de licencias otorgadas por el ayuntamiento tapatío que contravenían los planes parciales vigentes en ese momento, es decir, la planeación urbana de la ciudad y que por cierto al día de hoy siguen impidiendo una construcción como esa, situada justo en los márgenes de un manantial.

El cuerpo de agua genera casi 4 mil metros cúbicos al año, gran parte de los cuales terminan en el canal de aguas negras de Atemajac

El cuerpo de agua genera casi 4 mil metros cúbicos al año, gran parte de los cuales terminan en el canal de aguas negras de Atemajac

“Desgraciadamente, esa es una situación que no se resuelve y sentimos la impotencia de actuar de las autoridades para ejecutar  la sentencia que está dada por la segunda sala del Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) para que las licencias en el condominio se hagan valer –se nulifiquen– y se respete la naturaleza que es lo que nos interesa”, sentenció ayer en entrevista para Página 24 Alejandro Pizano, presidente de Colonos de Jardines del Country.

–¿La sentencia va encaminada a que se eche para abajo el condominio?

–La sentencia marca nulidad de las licencias y el código urbano marca igual que el reglamento municipal de construcción –de Guadalajara– establece que toda obra que se haga sin licencia de construcción, por derecho debe de ser demolida por quienes la construyeron, y en caso de rebeldía, por la autoridad con cargo al constructor, eso es lo que establecen.

“Hay negligencia, es una falta de interés, de respeto a los mismos vecinos y las autoridades; definitivamente como dicen, piensa mal y acertarás”, sentenció Alejandro Pizano, líder vecinal de la zona/Foto: Francisco Tapia

“Hay negligencia, es una falta de interés, de respeto a los mismos vecinos y las autoridades; definitivamente como dicen, piensa mal y acertarás”, sentenció Alejandro Pizano, líder vecinal de la zona/Foto: Francisco Tapia

–¿Y por qué no la han ejecutado?

–La verdad siento yo que hay negligencia, es una falta de interés, de respeto a los mismos vecinos y las autoridades, definitivamente como dicen, piensa mal y acertarás.

–¿Es este uno de los últimos manantiales que tiene la ciudad?

–Es el último que tiene la ciudad por la cantidad de agua que fluye, casi 4 mil metros cúbicos al año. Una gran cantidad de esta agua termina en el canal de aguas negras de Atemajac y hay obra e infraestructura para que termine ahí y también en las vías del tren ligero, cada año se debe de hacer trabajos cada año por la socavación que se origina.

–¿Y esto viola los planes parciales?

–Sí, los planes vigentes que son del 2003, la licencia se les dio en el 2007 y la sentencia de nulidad de esa licencia se dio el 27 de diciembre del 2009 y se le hizo de su conocimiento en su momento al hoy gobernador Aristóteles Sandoval, en su momento al presidente municipal Ramiro Hernández García y ya está de conocimiento para el ingeniero enrique Alfaro.

–¿Y qué ha hecho Enrique Alfaro?

–Hasta ahorita seguimos esperando su respuesta.

El problema de esta construcción se da en primer término en el hecho de estar situada dentro del perímetro de protección del manantial, causando la fragilidad de éste, además de convertirse también en una fuente de contaminación para el agua limpia que podría ser aprovechada incluso para los mismos vecinos, pero que en realidad termina en el drenaje al ser desviada al canal de aguas negras de Atemajac.

Anuncios