Se apropiaron del estadio de beisbol

Y Pablo Lemus permite el despojo: Habitantes de la zona

La empresa Juegos y Espectáculos Charros tiene concesión sobre el predio únicamente por tres meses del año; el resto del tiempo debe estar abierto a la comunidad, algo que no ocurre, denunció representante vecinal

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

La empresa Charros para negar el acceso al estadio a las personas que quieren hacer uso de este fuera de la temporada de beisbol, denunciaron vecinos de los alrededores del predio municipal/Foto: Cortesía

La empresa Charros para negar el acceso al estadio a las personas que quieren hacer uso de este fuera de la temporada de beisbol, denunciaron vecinos de los alrededores del predio municipal/Foto: Cortesía

El presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, protege a la empresa Charros para negar el acceso al estadio a las personas que quieren hacer uso de este fuera de la temporada de beisbol, denunciaron vecinos de los alrededores del predio municipal.

Germán Andrés Romero Guerrero, vecino de la colonia Los Paraísos y presidente del club deportivo Pinocho Cortés, aseguró en entrevista con Página 24 que en los contratos de concesión del estadio municipal a la empresa Charros sólo les da el uso exclusivo del predio por tres meses, el demás tiempo debería estar abierto para el disfrute de los zapopanos, lo cual no se cumple; incluso se les ha dejado en claro que se trata ya de una “propiedad privada”, sentenció.

“Llevan ya dos años que el ayuntamiento y el CODE están fuera de la ley y esto es porque no han cumplido con los contratos que se tienen, en estos se le da el estadio a la empresa Juegos y Espectáculos Charros, pero por tres meses nada más, en octubre, noviembre y diciembre, el demás tiempo debe de estar abierto a la comunidad, eso está en los contratos, son tres meses de beisbol y el demás tiempo es para el uso y disfrute de la comunidad”, denunció.

–¿Pero en los hechos no es así?

–Pues aquí lo podemos constatar, no nos permiten la entrada y están cerradas las puertas; anteriormente los vigilantes eran más agresivos. Llegábamos y tratábamos de ver si se podían usar las instalaciones  y nos decían ‘qué quieres, qué se te ofrece’, y les contestábamos que entrar, hacer uso de estas, y nos decían que no porque era propiedad privada. Incluso tuvimos un evento infantil del club y lo tuvimos que hacer en la calle porque no se nos permite el uso de la pista. Está en los contratos y están firmados por el ayuntamiento y el CODE Jalisco para que se le permita a la comunidad entrar, en los contratos de administración entre el CODE y la empresa, el CODE tenía que impartir clases de alto rendimiento y en los hechos vemos que no sucede. Termina el beisbol y permanece cerrado.

Con los contratos de concesión en la mano, este molesto ciudadano dejó en claro que es una ilegalidad solapada por las autoridades, y que por este motivo infinidad de niños han tenido que pasar a jugar a las calles, exponiendo la vida, algo que se replica con familias enteras quienes van a hacer deporte en los alrededores del estadio de atletismo; incluso pasa lo mismo con los paramédicos y bomberos del municipio, a los que también se les niega la entrada.

“El mensaje es que cumplan con los contratos, el mensajes a la comunidad y a los medios porque ya nos cansamos de la autoridad, que vean hasta dónde el presidente Pablo Lemus y el representante del CODE se han hecho de la vista gorda para no hacer cumplir esos contratos para que se nos permita la entrada”.

Por cierto que hoy en punto de la una de la tarde, habrá una reunión para tratar el tema entre personal del ayuntamiento y los vecinos debido a un gran cúmulo de quejas y el inicio de un proceso legal para dar marcha atrás al contrato entre la empresa y la administración del alcalde zapopano Pablo Lemus Navarro.

Anuncios