Indígenas denuncian acoso del alcalde de Villa Guerrero

Acuden a la CEDHJ a radicar queja por amenazas de particulares y actuación del edil contra sus derechos agrarios.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

El poblado tepehuano (O’Dam) de San Lorenzo de Azqueltán, enclavado en el territorio de Villa Guerrero, en el norte de Jalisco, tiene más de 75 años en pugna por obtener el reconocimiento y titulación de las tierras que les reconoció en un título de 1733 el rey de España, Felipe V. como las 94,300 hectáreas del título son primer derecho frente a todos los posesionarios ejidales y particulares reconocidos en ese municipio, el conflicto ha marcado esa gestión y la ha hecho compleja.

Hoy esperan se les reconozcan alrededor de 38 mil ha, pero sus vecinos, y en particular la presidencia municipal local, que encabeza Aldo Gamboa Gutiérrez, luchan por medios legales y extralegales por impedirlo, advierte el presidente de bienes comunales, Ramiro Reyes Márquez.

Por ello, una comitiva acudió la pasada semana a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco para instaurar una queja y pedir medidas cautelares para que se respete el estado de derecho.

“Nos están oprimiendo; en febrero venimos a hacer un acuerdo aquí a Guadalajara con Asuntos Agrarios del gobierno del estado, y llegamos a un acuerdo con el municipio, porque no estaba acusando de que estábamos repartiendo tierras, que estábamos posesionándonos, y decían que estábamos regalando tierras […]como en un programa de gobierno estaban donando cabezas de ganado, decidimos no poner obstáculos por parte de nuestra lucha para que la recibieran, y decidimos no cercar nuestro uso común; pero sucede que empezaron a circular tierras nuestras algunas personas que son ajenas a nuestro censo, así que hemos acudido a la presidencia, pero ahí nos alegan que todos tenemos derecho, seamos comuneros o no […] hemos tenido amenazas de un pequeño propietario, y los demás andan enojados. Ese señor se llama Fabio Torres y dice que tenemos que salirnos sino nos va a costar nuestra cabeza…”.

La comunidad indígena de San Lorenzo Azqueltán, “era un pueblo tepehuano y tiene un título virreinal […] la comunidad está enclavada en Villa Guerrero., y dado que el título virreinal compendia todo el territorio del municipio, entenderás que hubo un problema muy grande para el reconocimiento; ellos iniciaron su procedimiento en los años 40 del siglo XX, y obtuvieron del gobierno federal un ejido sobre una superficie mucho menor, de mil hectáreas, con las que se conformaron algunos, pero el gobierno federal quiso dar por terminada la acción agraria, y se topó con la oposición de un grupo mayoritario de ejidatarios que se negaron”, explica el abogado de los quejosos, Rubén Ávila Tena.

Los comuneros disidentes retoman la acción agraria, y con muchas dificultades, sacaron adelante el expediente de reconocimiento ante los tribunales agrarios, por 38 mil ha. El tribunal le dio entrada al trámite y lo radicó bajo el expediente 38/2015.

“La complejidad se da porque obviamente este trámite de reconocimiento implica que los vecinos que alegan tener propiedad en la superficie acreditada tendrían que acreditar ante el tribunal esa titularidad con un documento”; el proceso ha sido lento, de acuerdo al presidente comunal, la presidencia de Villa Guerrero impulsa “actos tendientes a que gente extraña se apropie de superficies, y entonces se han dado muchos roces en la zona”.

Los indígenas reclaman que la CEDHJ abra la queja e investigue la actuación del alcalde local.

SRN

 

Anuncios