Reversible, daño por Villa Panamericana

(Foto: Grisel Pajarito)

Los daños ambientales que ha sufrido la cuenca endorreica El Bajío del Arenal por la construcción de la Villa Panamericana son reversibles, lo que significa que ésta puede recuperar la capacidad de infiltración de agua que ha perdido por la obstrucción que supone esa infraestructura en desuso que colinda con el bosque La Primavera.

Así lo señaló el académico y ambientalista Jaime Eloy Ruiz Barajas, quien enfatizó que como consecuencia de la villa ha dejado de infiltrarse agua a la cuenca endorreica que a su vez la envía hacia el acuífero de Atemajac y más tarde a la subcuenca de Atemajac-Colomos y, por ende, los manantiales que alimenta han disminuido su caudal en perjuicio de la biodiversidad que depende de ella y también de los humanos, principalmente de Zapopan, que la consumen.

“Si es necesario que la villa se tiene que ir de ese lugar, se tiene que ir, porque importa más el agua de hoy y de mañana para el agua de nuestros hijos y nuestros nietos. (Durante la construcción) hicieron bloques para desviar las aguas que bajan de la sierra de la Primavera, ahí hay delitos federales, un subprocurador constató que las primeras fases de construcción estaban obstruyendo flujos de agua, esto es un delito federal, aquí el gran ausente fue la Comisión Nacional del Agua”, declaró Ruiz Barajas.

“Es reversible el daño, pero se necesita mucho civismo, mucha honestidad y creatividad, lamentablemente no hemos tenido los gobiernos sabios que deberíamos tener con espíritu de justicia y con honradez”.

El académico, junto con asociaciones vecinales como Parlamento de Colonias y Conciencia Cívica, que han presentado amparos en contra de la Villa Panamericana, exigió que la cuenca El Bajío del Arenal sea declarada área natural protegida como lo prometió la ex titular de Medio Ambiente en el gobierno de Emilio González Márquez, Martha Ruth del Toro, pero que lejos de empujar el decreto dio las autorizaciones ambientales para la construcción de la villa.

“Las aguas de lluvia se han obstruido por la impermeabilización de la mancha sin medida de la urbanización, para que tengan idea, en los años 70 se tenían cerca de 600 kilómetros cuadrados de áreas de infiltración, hoy tenemos nada más 178. El Bajío del Arenal es una cuenca endorreica que es el último sumidero natural de agua que tenemos, esto para lograr el balance hidrológico del acuífero de Atemajac, que debe medir 740 kilómetros cuadrados”, contextualizó Ruiz Barajas.

“Es muy importante que haya justicia ambiental porque estamos viendo a futuro el problema con el cambio climático, caray, las fuentes naturales de agua se tienen que cuidar. Estamos viendo que los manantiales están bajando de nivel y son fuentes naturales que desde el 13 de febrero de 1901 dan agua a la ciudad, pero va a llegar el día en que de seguir esta tendencia se va a acabar el agua. Es una falacia que no hay agua en Guadalajara, no es cierto, hay mucha agua”.

Alejando Cárdenas y Salvador Cosío Gaona, de Parlamento de Colonias y Conciencia Cívica, respectivamente, reiteraron su petición de demoler la villa por la cantidad de ordenamientos urbanos que viola, y pidieron al alcalde Pablo Lemus Navarro que deje de impulsar ese proyecto construido a base de ilegalidades, pues se ha pronunciado para que sea un centro de tecnología.

“Pedimos que se demuelan, en la Ciudad de México están demoliendo. Sí se puede, sí se debe, la ley lo permite, las demandas administrativas establecen que se puede hacer la demolición, no sé por qué tentarse el corazón, para recuperar la inversión hay que embargar no solamente los bienes y lo que está construido, también tienen bienes los propietarios que hicieron el edificio, también se puede ir sobre ellos”, dijo Cosío Gaona.

Aplaudieron por otra parte la suspensión de la fiscalía en la zona en respuesta a los procesos penales en contra de la villa, pero pidieron mano dura contra ésta.

“Si es necesario que la villa se tiene que ir de ese lugar, se tiene que ir, porque importa más el agua de hoy y de mañana”
Jaime Eloy Ruiz Barajas, académico

JJ/I

 

Anuncios