Monitoreará UdeG Laguna de Zapotlán

  • La Laguna de Zapotlán fue declarada sitio Ramsar desde 2005. Foto: Archivo
Fernanda Tapia/Mural

Guadalajara, México (06 agosto 2017).- Barata, fácil y transparente. Así se busca que sea la vigilancia a las condiciones de la Laguna de Zapotlán con la plataforma que estudiantes y académicos del Centro Universitario del Sur (CUSur) están desarrollando.

Con ella, se podrán verificar en cualquier momento indicadores como la cantidad de oxígeno, el nivel de turbiedad y el PH del cuerpo acuático, en contraste con las mediciones actuales que se realizan de manera manual cada 4 o 6 meses.

Abraham Jair López Villalvazo, jefe del Departamento de Ciencias Computacionales e Innovación Tecnológica del CUSur, explica que el proyecto se divide en tres partes: una red de nodos con sensores específicos que emiten datos a una central; la comunicación desde la laguna hasta el centro universitario, donde se almacenará la información para su análisis, y la de interfaces, que permitirá visualizar gráficamente la información generada.

“Lo que tenemos hoy es un prototipo de laboratorio y estamos a la espera de recibir los sensores específicos para medir los indicadores y hacer los nodos reales” expresó el académico.

La Laguna de Zapotlán fue declarada sitio Ramsar desde 2005. Esto significa que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas la reconoce como un humedal de importancia internacional.

De acuerdo con J. Guadalupe Michel Parra, director del Centro de Investigación Lago de Zapotlán y Cuencas (CILZC), su importancia radica en los bienes y servicios ecosistémicos que genera, ya que es un regulador climático, retiene grandes avalanchas, es el recurso de agua de la cuenca, es un centro importante de biodiversidad y se desarrollan actividades desde la extracción de tule para 300 familias que viven de esta actividad, la pesca deportiva y labores pecuarias y ecoturísticas.

En la actualidad, el vaso acuífero presenta varios problemas entre los que destaca la invasión de lirio, resultado del cambio de uso del suelo en la parte alta de la cuenca por el cultivo del aguacate en zonas donde antes había pinos, abunda el académico.

La vigilancia de la Laguna de Zapotlán es parte de un proyecto más grande de monitoreo ambiental ecológico que está desarrollando el CUSur para toda la zona. Este incluirá, entre otras cosas, la inspección de zonas forestales para evitar incendios y la observación del volcán de Colima.

 

Anuncios