Constructores no buscan la “gestión integral del agua”

Márquez Gutiérrez alerta: ni la CMIC ni el Colegio de Ingenieros Civiles pueden llevar a la sociedad a la “gestión integral” que promete Enrique Alfaro.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.http://www.agustindelcastillo.com/

El Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco, reconoce que es contradictorio poner en manos de dos entidades íntimamente ligadas a la obra pública y las “soluciones de ingeniería” de alto costo, el Colegio de Ingenieros Civiles y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el compromiso del presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, de lograr “la construcción de un nuevo modelo integral de gestión del agua” en el cual, la construcción de represas ya no es el eje.

“Eso ya lo platicamos con el propio alcalde y su gente cercana, que la clave de una gestión integral es establecer equilibrios, porque si todo se entrega a la cámara de la construcción y al colegio de ingenieros no va a haber ningún cambio; él comentó que el peso del observatorio será no dejarles la vía libre para que ellos determinen los proyectos; así que ya integramos un equipo mixto, interdisciplinario, y ahí se generarán las pautas y los filtros para las obras que en un momento dado se tuvieran que construir se sometan a los procesos de concurso, pero que no sean [esas dos instancias empresariales] las que determinen qué se va a hacer; hay una declaración reciente que publica del presidente del colegio de ingenieros, donde dice que al solución para las inundaciones en Guadalajara es un drenaje profundo, y sabemos que esa no lo es…”.

En entrevista con MILENIO JALISCO, el coordinador del observatorio, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, subraya que reconocer el papel del observatorio, como no lo hizo el gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz, es un gran paso para poder modificar la toma de decisiones, “se trata de buscar equilibrios no sólo en la determinación de las obras, sino todo el tema de la planeación de la ciudad”.

– ¿Cómo se garantiza que el posicionamiento del alcalde y del pleno del grupo de Movimiento Ciudadano no se quede en mero posicionamiento moral?
– Pues se acordó que la próxima semana habrá una reunión para planear una agenda, y llevar una serie de reuniones, una muy importante en Los Altos, donde se establezcan compromisos muy puntuales con la gente; así que hay más tela de donde cortar; lo de la controversia constitucional por la cesión del derecho de vía es una de las opciones, y hay más cosas que ha trabajado el observatorio y que están sobre la mesa; esperemos que esa reunión sirva para fijar la agenda y ponerse a trabajar.

– La ambición del planteamiento debería llevar a impugnar el decreto de distribución de las aguas del río Verde, de 1995, porque es el fundamento de todo, incluido el proyecto de la presa El Zapotillo…
– Sí, porque las condiciones en que se generó este decreto, con los estudios y datos de 1950 a 1981, obviamente están rebasadas, y eso tendrá que actualizarse; en ese escenario se tendrán que hacer los planteamientos, con Guanajuato y con el gobierno federal, de cara a esa realidad; no se puede considerar como un decreto divino e inamovible, con los números que se reservaron; si la cuenca no los puede aportar, eso tendrá que ajustarse.

A Márquez Gutiérrez no le extrañaron las conclusiones del documento que elaboró el PMC sobre el problema del agua en Jalisco; “cualquiera que se meta con sus equipos de trabajo para analizar la situación del río Verde va a hallar respuestas muy simulares […] un siguiente paso es informar a la gente del área metropolitana de Guadalajara la gran importancia que tiene para ellos la región alteña en cuestión alimentaria; y de allí, señalar lo que se espera que suceda en la cuenca y lo que ya está sucediendo, y destacar que el análisis en que se basa el gobierno del estado no está considerada la demanda futura de agua y el cambio climático, así que de entrada vemos bien ese posicionamiento”.

Reconoció que la cifra de déficit para el conjunto metropolitano que dio a conocer Alfaro Ramírez puede ser discutible; “eso amerita un análisis más detallado, porque una cosa son las expectativas de un crecimiento mayor en esta ciudad, y otra, que ya esté presente un déficit de esta naturaleza; con eso habría que trabajar a más detalle, fue un tema que pusimos sobre la mesa aunado a las cuestiones de las zonas de recarga de agua subterránea, el bosque La Primavera, los estudios para conocer los acuíferos; la realidad de la demanda industrial y comercial que se disfraza en el uso público urbano […] la clave es saber las demandas reales para trazar escenarios y rutas de solución, ver lo del reuso del agua, lo de un manejo integral que no es nada más de nombre, sino respetar el ciclo hidrológico; a estas alturas es insuficiente tener técnicos que solo sepan calcular y construir represas, acueductos y colectores porque traer el agua de lejos cada vez es más inviable y difícil…”.

Temaca, aprueba… pero espera

Los colectivos que protegen la permanencia del poblado de Temacapulín, amenazado con inundación por la presa El Zapotillo, reconocen el valor del posicionamiento de Enrique Alfaro a favor de la lucha por los derechos de esas comunidades alteñas, pero permanecen escépticos sobre qué tan a fondo esté dispuesto a llegar ese grupo político en resolver de verdad el tema, es decir, afrontar decretos y convenios de distribución que implica enfrentarse a Guanajuato y al gobierno de la República, dijo el asesor jurídico, Guadalupe Espinoza Sauceda.

“Le hemos mandado decir al diputado Augusto Valencia si le van a entrar, porque no modificarlo equivale a dejarlo en la anécdota; esto requiere un trabajo de fondo y mucha política y administración” para que los derechos de los moradores de Temaca “no queden en el aire”.

SRN

 

Anuncios