Reprueba intimidación gente de Temacapulín

Tensión. En la comunidad resisten los anuncios oficiales. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Rondines por parte del Ejército, llamadas a nombre de la Comisión Estatal del Agua y sobrevuelos en diversos puntos de Cañadas de Obregón son algunos de los actos de intimidación reportados la semana pasada por habitantes de Temacapulín, que reprueba el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec).

Además, María González, del Imdec, señaló que la determinación del gobernador Aristóteles Sandoval dada a conocer el 29 de junio, respecto a subir la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros e inundar a Temacapulín, Acasico y Palmarejo, ni siquiera ha sido oficializada por escrito ni enviada a los afectados, quienes se enteraron del proyecto por las noticias.

“Nos han reportado diversas formas de hostigamiento, lo que concluimos junto con la gente de Temacapulín es que esto responde al envío de un comando especial anunciado por el gobernador de Jalisco, respecto a este comando queremos puntualizar que ni al delegado ni al Comité en Defensa de Temacapulín, Acasico y Palmarejo no ha llegado ninguna información oficial sobre esto”, dijo González.

“Es un elemento fundamental, no se puede seguir tratando así a las comunidades, porque si el 29 de junio el gobernador ya sabía en qué tenor venían los resultados de Naciones Unidas y cuál era su posición, lo mínimo que merecía Temacapulín era que le avisaran, que le hubieran abordado de otra forma y no en la manera como fue”.

González dijo a este medio que el Imdec ha sugerido a las poblaciones documentar con fotografías y videos cuando haya visitas de personas sospechosas cuyo fin sea presionar a la comunidad sobre su desalojo, pero en este caso le refirieron que al ser el Ejército el que circulaba por el pueblo, prefirieron abstenerse, por miedo a cómo fueran a reaccionar.

“El martes hubo un helicóptero sobrevolando muy muy abajo, la gente salió, vio que estuvo en Talicoyunque, en Temaca y se fue para Palmarejo. Después el Ejército entró el miércoles 19 y lo que la gente describe es un convoy integrado por tres camiones, cada uno con 10 militares recorriendo el pueblo”.

Agregó que en las últimas semanas se ha incrementado el flujo de visitantes a Temacapulín, algunas personas con el fin de conocer la resistencia de los habitantes de manera directa, otros para documentar lo que está pasando, otros a los atractivos naturales y turísticos, pero también de personas que, temen, sólo quieren presionar u hostigar a las comunidades.

Tras anuncio, 70 personas hacen convenio con CEA

A casi un mes del anuncio de que los pueblos de Acasico, Palmarejo y Temacapulín serían inundados para darle paso a la cortina a 105 metros de altura de la presa El Zapotillo, 70 personas de estas poblaciones han llegado a un convenio con las comisiones Estatal del Agua (CEA) y Nacional del Agua (Conagua).

Felipe Tito Lugo, titular de la CEA, aseguró que estas personas decidieron aceptar alguna de las opciones: ser reubicados, vender sus fincas o que les paguen en especie, luego de que el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz presentó los resultados del estudio que realizó la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés).

Reconoció que en el caso de Temacapulín han tenido complicaciones para entablar contacto con los dueños de las fincas; calculan que hay unas 400.

De éstas, y de acuerdo con datos de la CEA, 357 familias ya aceptaron un convenio para dejar sus casas, pero al solicitar los documentos indicó que los datos de las personas estaban protegidos por la ley en la materia y que no los podía mostrar.

A la fecha, en esta misma población, se han pagado 65 y quedan 189 por cubrir; está pendiente la expropiación de un inmueble, 12 aceptaron ser reubicados a Talicoyunque y 84 están pendientes por reubicar, ya que aún no se construyen las casas que faltan.

Sobre Acasico, Tito Lugo indicó que los 131 propietarios ya aceptaron hacer convenio, pero aún no se realiza ningún pago a las 42 familias que aceptaron esta modalidad, una persona está inconforme y 82 aceptaron ser reubicados, pero están a la espera de que se terminen de construir las viviendas; apenas van 30.

En el caso de Palmarejo, donde hay 52 viviendas, cinco propietarios ya recibieron el pago por vender sus casas, 14 están pendientes por pagar, 16 fueron reubicados y 17 están pendientes por ser reubicados también en Talicoyunque.

En estos procesos se han invertido 320 millones de pesos y faltarían por invertir mil 200 millones de pesos más en pagos y principalmente en la construcción de casas para las personas que aceptaron ser reubicadas.

“Nos han reportado diversas formas de hostigamiento, lo que concluimos junto con la gente de Temacapulín es que esto responde al envío de un comando especial anunciado por el gobernador”
María González del Imdec

JJ/I

 

Anuncios