Temen vecinos de Providencia que se insista en edificar torre de 14 niveles de departamentos

Fotografía: Ignacio Pérez Vega

Vecinos de la colonia Providencia que viven junto al predio situado en la esquina de las calles de Ottawa y Bogotá, a una cuadra de la avenida Pablo Neruda, expresaron su temor de que pese a no tener permiso municipal, los constructores de las torres Ottawa Residences 1417, sigan con la obra.

Hace un mes, el Ayuntamiento de Guadalajara frenó los trabajos de esa torre de 14 niveles, con cuatro departamentos en casa piso, ya que el plan parcial de urbanización vigente, que data de 2003, sólo permite edificar dos niveles como máximo.

En un recorrido hecho por el lugar se pudo observar que los trabajos se reanudaron, sin embargo, un representante de la constructora explicó que únicamente tienen autorización para estabilizar los muros, ante el riesgo que representan las lluvias, que pudiera generar algún reblandecimiento de la tierra excavada.

Rubén Herrera, vecino de la colonia Providencia e integrante del Parlamento de Colonias, dijo que llama la atención que siguen extrayendo tierra y que los trabajos parecen ir más allá de la “estabilización del terreno”.

El proyecto para actualizar los planes parciales de urbanización en la zona, permitiría cuatro niveles, algo que los colonos de Providencia no están de acuerdo.

Habitantes de la calle Bogotá, que pidieron no ser identificados, explicaron que la reanudación de los trabajos les hace pensar que los urbanizadores de la torre, quieren aprovecharse y fijar los cimientos para el desarrollo de 14 niveles, por lo que piden al ayuntamiento tapatío que vigile en forma estricta los trabajos.

Rubén Herrera explicó que la torre contigua a la esquina de Bogotá y Ottawa, pero cuyo frente da a la avenida Pablo Neruda, se edificó en año anteriores y se excedió en tres niveles. Por ello, el temor que expresan los colonos.

Los colonos de Providencia dejaron en claro que se oponen a la actualización de los planes parciales que pretende autorizar el ayuntamiento.

Rubén Herrera dijo que no se niegan al crecimiento vertical de las viviendas, pero piden que éste sea “razonable”, con “infraestructura adecuada” y con “suficientes cajones de estacionamiento”.

Un punto que alimenta el temor de los colonos es que en las calles de Ottawa y Bogotá se instaló un departamento muestra, cuando se supone que el proyecto no tiene el aval de la autoridad municipal.

 

Anuncios