Es urgente atender a menores vejados en Chapala: Investigador

Castigar a los agresores y no revictimizar a los abusados

El caso debe investigarse a fondo, pues además del abuso sexual infantil, hay delitos como trata de personas y corrupción de menores, explicó Vicente Molina Ojeda, académico de la UdeG

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Si los menores que fueron vejados por su maestra de inglés no son tratados adecuadamente, pueden sufrir daños psicológicos y/o mentales, manifiestos en fobias intensas, que les quitarían la posibilidad de tener una vida normal, advirtió especialista de la Universidad de Guadalajara/Foto: Francisco Tapia

Si los menores que fueron vejados por su maestra de inglés no son tratados adecuadamente, pueden sufrir daños psicológicos y/o mentales, manifiestos en fobias intensas, que les quitarían la posibilidad de tener una vida normal, advirtió especialista de la Universidad de Guadalajara/Foto: Francisco Tapia

No sólo se debe resolver la situación jurídica de los menores “abusados” en Chapala y de sus “agresores”, sino también debe atenderse urgentemente a cada víctima para evitar trastornos que podrían imposibilitarlos en sociedad en el futuro, aseguró un catedrático de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Tras la denuncia que se ventiló en los medios de comunicación el pasado lunes 17 de julio donde al menos 11 denuncias se presentaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por el posible abuso sexual infantil en agravio de menores del jardín de niños “Fray Ruiz Cabañas y Crespo” de la comunidad de San Nicolás, el investigador de la UdeG Vicente Xicothéncatl Molina Ojeda, en entrevista aseguró que se debe reparar el daño por parte de los agresores y del Estado a los menores abusados sin descuidar la salud física y mental.

“La afectación que podría tener estos menores que fueron abusados va a depender de la forma en que ellos hayan tomado esta agresión, pero volvemos a lo mismo, sí se tiene que evaluar a cada uno, ver al menor y el entorno del menor, el manejo que se le debe de dar a cada uno, recordemos que hay que evitar la revictimización”.

“Si no se maneja adecuadamente, estos niños pueden presentar en un tiempo posibles afectaciones psicológicas y/o mentales y que tengan que ver con la presencia de trastornos mentales sobre todo fobias sociales muy intensas, a la escuela, que no quieran interactuar con nadie y que traiga como consecuencia que no puedan tener una vida normal, fobias nocturnas y que se levanten en las noches o que se presente problemas como orinarse sin tener el control de sus esfínteres y otro tipo de trastornos de ansiedad como estrés postraumático, trastornos depresivos o bipolares o otra sintomatología que puede ser muy incómoda”, siguió.

–¿Y esto puede evitarse?

–Sí claro, pero vuelvo a lo mismo, se tiene que valuar cada caso y ojalá que se les brinde todo el apoyo; pero además está el ámbito escolar, que se presenten situaciones que no les permitan aprender de la mejor forma. Incluso pueden presentarse situaciones psicosomáticas que les vaya generar olores o síntomas que estén presentes y que no haya algo médico que lo esté generando sino que sea así como la mente esté expresado el problema.

Aclaró que el “deleznable” caso debe investigarse a fondo, pues tiene tintes de la comisión de posibles ilícitos que agravian a la sociedad como el abuso sexual infantil, la trata de personas y hasta la corrupción de menores.

En tanto, resaltó que este es un caso que refrenda la necesidad de que exista un equipo multidisciplinario en los planteles de educación básica, media y superior del estado, donde debería estar presente siempre además del personal académico, un psicólogo que brinde atención temprana a los estudiantes y que por supuesto, pueda detectar cualquier tipo de síntoma que advierta de casos ya sea de bullying o de violencia escolar

Anuncios