Luchan indígenas por la aceptación

Los hacen menos. Hay espacios en los que estos grupos son discriminados. (Foto: Grisel Pajarito)

La discriminación y el racismo están más cerca de lo que podría parecer. Ocurre en las calles tapatías, en centros comerciales y diversos establecimientos de Guadalajara, y las comunidades indígenas que se han asentado en la ciudad lo saben bien.

Octavio Domínguez Rosas es originario de una comunidad nahua de Hidalgo. Hace cuatro años, junto con otros siete jóvenes provenientes de diversos pueblos, conformó un espacio de encuentro denominado Jóvenes Indígenas Universitarios de la Zona Metropolitana de Guadalajara, mediante el que impulsaron la realización de diversos foros para compartir sus experiencias sobre educación, migración e identidad; además de actividades de investigación y culturales para mantener vivas sus lenguas y tradiciones.

Sin embargo, la integración no es un camino fácil, pues Octavio considera que la sociedad tapatía sigue teniendo un trato discriminatorio hacia los indígenas.

“Hay zonas donde sí está todavía muy presente la discriminación. Donde a cada rato escuchas que si hay indígenas que van con su traje o físicamente lucen así, no los dejan pasar a ciertos centros comerciales, ciertos restaurantes o lugares. Hay algunas colonias donde hay un parque donde se juntan varios jóvenes indígenas y hay colonos que se molestan, se quejan hacia la autoridad, que dicen que son cochinos, desorganizados, entonces todavía está muy presente esa problemática”.

Sin embargo, considera, una mayor educación sobre el tema y la generación de espacios de encuentro puede terminar, o al menos reducir, estas problemáticas.

“Creo que más que nada es desinformación lo que está en medio de esa discriminación, el conocer al otro, la otra cultura, el convivir, saber por qué tienes esa vestimenta, conocer la comida, la gastronomía (…) por qué nuestras ceremonias son así”.

“La educación nunca fortalece la identidad indígena y siempre nos hablan de la historia de México que los indígenas existieron en la prehistoria y lo único que queda son restos, cuando realmente no es así”
Octavio Domínguez, universitario

JJ/I

 

Anuncios