“El Zapotillo no será para el bien de los jaliscienses”

Porque el gobierno lo hizo a espaldas del pueblo, acusa Mara Robles

El proceso de construcción y avance de la polémica presa se ha dado en medio de la total opacidad, criticó la rectora de CUAltos, quien exigió que los habitantes de Temaca, Acasico y Palmarejo sean tratados con dignidad

Por Elizabeth Ríos Chavarría/pagina24Jalisco

El proyecto de El Zapotillo sólo se debe llevar a cabo si se demuestra la viabilidad de la presa, es decir, que los pobladores de Los Altos de Jalisco no sufrirán desabasto; además, se debe plantear una indemnización decorosa a los afectados y estos deben aceptarla. Sólo entonces se puede hablar de llevarlo a cabo/Foto: Cuartoscuro

El proyecto de El Zapotillo sólo se debe llevar a cabo si se demuestra la viabilidad de la presa, es decir, que los pobladores de Los Altos de Jalisco no sufrirán desabasto; además, se debe plantear una indemnización decorosa a los afectados y estos deben aceptarla. Sólo entonces se puede hablar de llevarlo a cabo/Foto: Cuartoscuro

En el tema de la presa El Zapotillo se tienen que esperar las condiciones adecuadas para que todos contribuyan a una solución sustentable, a la altura y que resuelva el problema; lo primordial deben ser las necesidades de los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, el abasto de agua para Los Altos de Jalisco y la zona metropolitana, señaló Mara Robles Villaseñor.

La rectora del Centro Universitario de Los Altos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) profundizó más acerca del posicionamiento que hace días los centros CUAltos y CULagos soltaron respecto al Zapotillo. En entrevista para Página 24 recalcó la necesidad de que se produzca el diálogo a fin de conocer todos los elementos técnicos y científicos, antes de pensar en inundar a estas tres poblaciones.

“El gobierno tiene que aterrizar y no tomar decisiones grandilocuentes que se escuchan muy elocuentes en el discurso olvidándose de la población (…). El problema de fondo es que esta decisión se ha tomado con nula transparencia y esos argumentos que podrían ser muy razonables, y que quizá tienen razón al final, han sido manipulados de una manera que ni se aclaran los estudios técnicos”.

Al formar parte del comité académico de la Comisión del Agua en el Congreso del Estado –conformado la semana pasada–, la rectora platicó que se habló de cómo la minoría debía sacrificarse por el bienestar de la mayoría, situación hasta ahora no sustentada, pues el tema no se ha llevado con claridad.

“El problema es que aquí no se ha demostrado que la presa sea para el bien común de los jaliscienses, porque en realidad el objetivo de esta presa ha sido todo el tiempo el trasvase a Guanajuato (…). Tenemos que separar las cosas para que por un lado conozcamos los elementos técnicos y científicos para saber si realmente hay agua suficiente, y luego si esa agua tiene calidad, es adecuada, y luego los elementos de la distribución; si primero se va a resolver el problema de los que vivimos en Los Altos de Jalisco”.

Explicó que si se demuestra la viabilidad de esta presa, se hace con decencia el planteamiento de una indemnización decorosa a los afectados y estos las aceptan, entonces se puede hablar de llevar a cabo un proyecto que a través de los años no ha denostado certeza.

Agregó por último, que si a los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo son tratados como se merecen, y se les da una explicación sincera, detallada y con argumentos, se podrá resolver el conflicto de fondo.

El jueves pasado el rector de la UdeG, Tonatiuh Bravo Padilla, adelantó que el gobernador Aristóteles Sandoval llevará a cabo con expertos de esta casa de estudios reuniones de trabajo para analizar el tema, con el fin de llegar a buenas soluciones para todos.

Anuncios