Posicionamiento del Observatorio Ciudadano de Movilidad sobre la Consulta de la ciclovía en Marcelino García Barragán

En los últimos años el uso excesivo de los vehículos motorizados, en especial vehículos privados, ha traído diversas problemáticas en el Área Metropolitana de Guadalajara como el aumento en los congestionamientos viales, la contaminación del aire y los accidentes viales.

El desarrollo de la movilidad que se ha tenido, ha dejado a un lado prioridades desde un mirada sustentable y más humana como lo es en primer plano la movilidad peatonal, ciclista y de transporte público como se menciona en la jerarquía de la movilidad urbana en la ley. (pirámide de la movilidad).

En los últimos 10 años, el movimiento social por la movilidad sustentable ha logrado cambios estructurales regulatorios para revertir esta situación: cambios en la ley de movilidad, incorporación de estudios técnicos e instrumentos oficiales de planeación a la política pública además de que el Gobierno Estatal y los Municipales del Área metropolitana de Guadalajara incorporaran áreas especializadas en movilidad no motorizada para planificar la transformación hacia la movilidad sustentable y finalmente, asignación de recursos a la política pública para crear programas y proyectos en este sentido.

Lo anterior, busca cambiar el paradigma que impera en las calles y se tengan espacios donde todos los diversos tipos de movilidad tengan accesibilidad desde una perspectiva de seguridad y espacios dignos, bajo un esquema de calles completas.

En este sentido el uso de la bicicleta como medio de transporte trae beneficios a la ciudad como lo son la disminución de congestión vehicular, disminución de contaminación del aire y auditiva, asimismo, al ser la bicicleta una opción de movilidad segura e incluyente se convierte en una herramienta para cambiar viajes en auto por viajes en bicicleta, lo cual reduce todos los efectos negativos del uso del auto también conocidos como externalidades, que según el ITDP son cuantificados por 21 mil millones de pesos anuales.


Por otro lado, el uso de la bicicleta genera beneficios personales a quien la utiliza, como lo son ahorros económicos, ahorro en tiempo y beneficios a la salud.

Si como ciudad, continuamos con la construcción de una red de transporte no motorizado integrada con la nueva red de transporte colectivo y masivo, se podrían generar viajes multi e intermodales que serían parte de la solución que necesita esta ciudad para tener espacios que den una mejor calidad de vida a todas las personas.

Es por eso que desde el Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte Público de Jalisco nos posicionamos en favor de toda la política pública sustentable que emprenda el el gobierno estatal y los gobiernos municipales por medio de proyectos que buscan garantizar los derechos de la movilidad no motorizada que son estipulados en la ley de movilidad, basados en estudios técnicos-científicos como lo son el Plan Maestro de Movilidad No Motorizada y el Manual de Ciclociudades. del ITDP.

Por lo anterior, estamos en contra de la consulta popular aprobada por el Instituto Electoral y Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC) la cual busca determinar la permanencia o no de la ciclovía de Marcelino García Barragán ya que su pregunta: “¿Debe permanecer la ciclovía? Sí o no” pone en riesgo su permanencia y eso significa una disminución de un derecho humano como es la movilidad.

El IEPC Jalisco solo cumplio con la revision de forma de la solicitud, pero nunca realizó un análisis de fondo de la petición. A pesar de que el artículo 387 párrafo 2 del Código Electoral y de Participación social del Estado de Jalisco menciona que:

“Ninguno de los instrumentos de participación social podrá utilizarse para disminuir o revocar el reconocimiento o ampliación de derechos humanos.”

A pesar de que en la ley de movilidad del estado de Jalisco en su artículo 12 menciona que “los ciclistas tienen derecho a una movilidad segura y preferencial antes que el transporte motorizado” y de  “Disponer de vías de circulación exclusivas”

Esto sustentado en el artículo 4to, párrafo 5 de la constitución Mexicana que menciona que “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. ”

Algo que es de suma importancia resaltar es que el artículo 1o. de la constitución de  los Estados Unidos Mexicanos se menciona que:

“ todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia”.

En el año 2007, en Monterrey, se aprobó el documento de la Declaración de los Derechos Humanos Emergentes, que entre otras cosas, plantea:

“Toda persona tiene derecho al tráfico ordenado y respetuoso con el medio ambiente y a moverse con facilidad por la ciudad metropolitana”.

Además que en la Ley General de Asentamiento humanos, ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano (Ley Federal) en su artículo 2 menciona que:

“Todas las personas…tienen derecho a vivir y disfrutar ciudades y Asentamientos Humanos en condiciones sustentables, resilientes, saludables, productivos, equitativos, justos, incluyentes, democráticos y seguros.”

En el mismo sentido, en el artículo 4to habla que la planeación, regulación y gestión de los asentamientos humanos deben conducirse en apego a los siguientes principios:

  1. Derecho a la ciudad
  2. Equidad e inclusión
  3. Coherencia y racionalidad
  4. Protección y progresividad del Espacio Público
  5. Accesibilidad universal y movilidad (que privilegie las calles completas, el transporte público, peatonal y no motorizado)

Ante la falta de análisis de fondo de la petición de esta consulta, desde el Observatorio creemos que las herramientas de participación social bien sustentadas y analizadas son parte de una cultura de gobernanza que ayuda a una ciudad más justa, pero ante las omisiones realizadas por el IEPC Jalisco en esta consulta, vemos con preocupación que se pongan a consulta de mayorías los derechos derechos de la movilidad peatonal y ciclista.

Por eso decimos enérgicamente que es prioritario construir una red de infraestructura para la movilidad peatonal y ciclista, interconectada, incluyente, segura y sustentable, en lugar de someter a consulta un derecho.

Anuncios