Maquillan medios alerta de género

#Mujeres

El Q del ITESO hace una revisión a la cobertura mediática sobre la Alerta de Violencia contra las Mujeres que emitió el Gobierno estatal y señala la contribución de los medios a invisibilizar la problemática; en contraste, reconoce el papel de Reporte Indigo al publicar el tema

“La cobertura que realizaron los medios al respecto, fue la de replicar el boletín de prensa en algunos casos o de difundir información que a todas luces se encontraba manipulada en el propio boletín oficial”
Reporte del Q Observatorio de Medios
Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente

La violencia contra las mujeres ha tenido un largo camino para ser reconocida como problemática social, apunta un análisis académico sobre la cobertura mediática del tema en Jalisco. Ya que este elemento ha sido fundamental para las formas asumidas por el Gobierno local y sus políticas públicas.

Desde la emisión de la Alerta de Violencia contra las Mujeres en Jalisco, los medios de comunicación han sido el espacio de debate sobre los resultados de las acciones de gobierno y la opinión de expertas que han sido críticas sobre la reticencia para cumplir con las acciones fijadas.

Lo mediático ha sido un punto medular de este proceso, ya que un grueso de las acciones gubernamentales han sido de cara a presentaciones con reporteros y eventos que presumen un avance simulado, como el que ha dado cuenta Reporte Indigo durante todo el proceso.

El ambiente de réplica de los boletines oficiales por parte de los medios locales es preocupante para Guadalupe Ramos Ponce y Elba Núñez, académicas que realizaron una revisión a la cobertura mediática, publicada en el informe 2016 de Q Observatorio de Medio del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente.

“Es preocupante que la mayoría de los medios replique la información oficial sin una reflexión ni un análisis periodístico que les permita ofrecer a sus lectores una información veraz y oportuna y, que por el contrario, se contribuya a invisibilizar una problemática que tiene una honda afectación social”, se lee en el apartado del informe.

El texto hace una revisión de momentos clave en el proceso de la AVCM y el tratamiento que le dieron los medios, destacando una cercanía con la información oficial que no proporcionó elementos para dar cuenta del descuidado proceso.

Sin anuncio oficial

Un primer momento a analizar fue el 8 de febrero de 2016, cuando el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, anunció la emisión de la alerta local en ocho municipios. Aunque las académicas apuntan que la poca revisión de los datos y la veracidad en el discurso oficial llevaron a que varios medios no detectaran que dicha emisión carecía de elementos legales, por su nula publicación en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco.

“A todos los periódicos se les escapó un dato importante: corroborar el anuncio oficial y el boletín de prensa con la publicación del Decreto de la AVCM, así como contrastar las conclusiones del diagnóstico que dieron origen a la alerta con las acciones anunciadas por el gobernador.

“De haberlo hecho, se habrían percatado de que en Jalisco la AVCM no se publicó en su momento en el periódico oficial sino tan sólo quedó en un mero anuncio mediático”, expresaron las académicas en su análisis.

Reconocen que medios como Reporte Indigo y el diario local Mural recogieron la voz de las organizaciones sin ceñirse a lo oficialmente anunciado.

Para noviembre de 2016 el tema volvió a ser mediático a nivel local por el contexto de la alerta y ser el mes dedicado a la erradicación de la violencia contra las mujeres, retomando el tema a partir de la denuncia de pocos resultados por parte de las organizaciones feministas.

Fue en ese contexto que el Gobierno estatal publica el decreto de emisión de alerta, nueve meses después de haberlo anunciado.

“En general, se pudo constatar que cuando los medios consultados recogieron la información (…) no hicieron mayores indagatorias e investigaciones periodísticas”, se señala en el texto.

Pero se resalta la existencia de algunas notas y medios que dieron mayor profundidad al contexto, como el “análisis crítico de Reporte Indigo”, o notas de El Universal y Página 24.

Cifras a modo

El análisis retoma la presentación de resultados por parte del Gobierno estatal el pasado 8 de diciembre. Donde los medios se dieron a la tarea de replicar los resultados emitidos en un dossier de prensa.

En dicha presentación se mostraron algunos resultados respecto de indicadores fijados por organizaciones expertas, que sin embargo no correspondían con una realidad de acciones que hayan sido implementadas por el gobierno.

Estos hechos no fueron dados a conocer por los medios locales, ya que se ciñeron a lo establecido en el boletín oficial, con cifras que el mismo gobierno utilizó y que se contrastaba con su falta de eficacia en términos de justicia, por ejemplo, al mostrar una disminución de casos de feminicidio pero un incremento en los homicidios de mujeres, es decir, no cambiaban las espirales de violencia sino la tipificación.

“Esto contrasta con Reporte Indigo, que el 12 de diciembre hizo un recuento crítico del informe en la nota ‘Alerta: simulado avance’. Sin transcribir el boletín, presentó entrevistas directas, corroboró la información y no replicó información manipulada respecto de la supuesta disminución de los feminicidios”, se lee en el texto.

Es así como concluyen que, en el ambiente de graves violaciones a los derechos humanos que se vive en Jalisco, el papel acucioso de los medios es crucial, pues de lo contrario, la agendas de los gobiernos es replicada sin crítica e invisibilizan las problemáticas sociales.

Alerta: simulado avance

El Q del ITESO detalla en su informe la publicación de Reporte Indigo del 12 de diciembre pasado, y destaca que no replica la información manipulada difundida por las autoridades.

 

Anuncios