Temaca no pretende aceptar el “diálogo” de Aristóteles

La dirigente del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo advierte la decepción por la actuación del mandatario, pero confía en sus recursos

Agustín del Castillo / Temacapulín, Cañadas de Obregon. MILENIO JALISCO.http://www.agustindelcastillo.com/

María Abigail Agredano Sánchez, la septuagenaria que encabeza la defensa de Temacapulín contra sus anegadores, apunta, serena: “Tenemos parada la presa desde hace tres años, yo creo que sí se puede enfrentar al gobierno y ganar; sobre todo porque nuestra lucha es justa, no estamos luchando por algo que le queremos robar a alguien, estamos luchando por lo nuestro, que nos ha costado y no queremos perder”.

La tarde del infausto anuncio del gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, doña Abigail iba en la comitiva, que fue invitada a la presentación del estudio de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops, por sus siglas en inglés). Un informe que les dejó claro que no ellos, sino la presa El Zapotillo, la enorme infraestructura por la que les pretenden obligar a desalojar sus casas, siempre fue la prioridad en las ecuaciones del mandatario de Jalisco.

– ¿Ustedes esperaban este tipo de tratamiento, este anuncio?
– Esperábamos algo así de la Unops, pero no lo esperábamos del gobernador, y sobre todo la hipocresía de estar diciendo que lo siente, que perdió con nosotros, que nos va a ayudar, eso sí no lo esperábamos, porque no es justo que se burlen de nosotros…

– ¿Cómo afrontarán este desafío?
– En primer lugar, creo que el gobernador no es una autoridad para decir eso ni para iniciar la construcción de la presa; tenemos la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), no creo que él sea más que la Suprema Corte; tenemos los amparos vigentes, no creo que sea algo que le permita hacer lo que quiere […] no nos vamos a dejar, si aquí no se puede hay instancias internacionales.

– Hace tres años, en abril de 2014, cuando el gobernador les dijo por primera vez que Temaca no se salvaba a 80 metros, había más angustia, hoy se ven tranquilos.
– Supongo que son tantas veces las que nos lo han dicho; nos lo dijeron en julio de 2011, en abril de 2014, y ahora […-] creo que hemos adquirido más experiencia, como dicen: lo que no te mata te fortalece. El gobernador miente a cada instante, cuántas veces nos dijo que nos iba a salvar, que estaba con nosotros… es un gran mentiroso, pero porque es un político, así son…

– Sorprende que un movimiento integrado por personas mayores cumpla diez años de resistencia, pese al desgaste a que los someten, no se rinden, ¿por qué?
– Pese a todo… no sé, pero quizás sea lo que te cuesta tener una casa; antes éramos muy pobres, se vivía con muchos sacrificios, mi padre trabajando en el campo, de albañil, y pegar un ladrillo, poco a poco. Será el sacrificio con que se obtienen las cosas, el arraigo, la tranquilidad. Haber visto lo que mis padres trabajaron por esto nos da un amor más grande al terruño.

– ¿Cómo han sobrevivido a diez años de asedio?
– A veces batallando, imagínese: nos acaban de dar señal de celular en Semana Santa, no querían dárnosla; los teléfonos eran celulares de casa, tenemos televisión de sky, no nos dan servicio…. hemos sobrevivido, sobre todo el valor de seguir adelante, los que están con nosotros no quieren deshacerse de sus casas […]

– ¿Confía en que se va a ganar y a imponer la razón de Temacapulín?
– Claro, si no me toca verlo a mí, les tocará verlo a otros; pero sí vamos a ganar, no vamos a permitir que nos echen de nuestro pueblo, porque en realidad quieren nuestro pueblo; ustedes saben que están repartiendo agua que no existe, lo que quieren es el pueblo, necesita dejarle 20 a 30 años sin sacar agua para que se llene, eso no va a ser posible […].

– ¿Aceparán las mesas de diálogo que propuso el gobernador?
– Ya caímos dos veces en eso; una vez con Conagua, y es lo peor que podemos hacer, no lo vamos a aceptar desde luego, porque no nos dan una opción, se burlan de nosotros, […] Roberto López Lara se la pasaba viendo el celular; se burlaba de nosotros, sin educación, aunque tengan tantos estudios…

– Como ayer fue Aristóteles Sandoval, hoy es Enrique Alfaro su aliado, ¿les da confianza?
– Alfaro es un político, y no sabemos qué pase mañana; no podemos confiar totalmente en ellos, porque tienen interés en la política. Lo más fuerte es seguir la estrategia legal, tenemos parada la presa desde hace tres años […] no vamos a robarnos nada, sólo que nos respeten lo que somos y lo que nos ha costado.

MC

 

Anuncios