Aristóteles se aferró a desaparecer Temaca

Observatorio del Agua recomendó  una y otra vez no hacer la presa

El director de Meteorología de la UdeG, Hermes Ramírez, criticó que en repetidas ocasiones se le mostraron opciones al mandatario para llevar agua a Los Altos de Jalisco sin construir la presa, pero el Ejecutivo estatal hizo caso omiso y encargó estudio a modo a la Unops

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

El supuesto estudio realizado por la Oficina de Proyectos de la Organización de Naciones Unidas sirvió al gobierno estatal para legitimar lo que ya se había advertido como innecesario, la altura de la presa será de 105 metros, inundando tres poblados/Foto: Cuartoscuro

El supuesto estudio realizado por la Oficina de Proyectos de la Organización de Naciones Unidas sirvió al gobierno estatal para legitimar lo que ya se había advertido como innecesario, la altura de la presa será de 105 metros, inundando tres poblados/Foto: Cuartoscuro

La construcción de la presa el Zapotillo es un negocio injustificado, aseguró el director del Instituto de Meteorología de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Hermes Ulises Ramírez.

El catedrático y doctor en ciencias afirmó que en repetidas ocasiones hicieron recomendaciones al gobierno estatal para obtener mejor aprovechamiento del agua, con lo cual no hubiera sido necesario la construcción de la presa, ni por ende la inundación de los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

Aseveró que el gasto de 90 millones de pesos que hizo el gobierno del estado de Jalisco para un supuesto estudio que realizó la Oficina de las Naciones Unidas para Proyectos (Unops) no fue sino una simulación para construir a toda costa la presa, pues más allá de abastecer de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), tiene un trasfondo importante, desarrollos inmobiliarios donde estaría presente el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal).

“El observatorio (Ciudadano para la Gestión Integral del Agua) fue creado por el gobernador para asesorarlo y para que sus recomendaciones fueran vinculantes, fueran escuchadas; desafortunadamente, el observatorio ciudadano del agua ha generado más de 80 recomendaciones y prácticamente ninguna se ha atendido, entonces, no creo que no tiene sentido crear una entidad si no le vas a creer”, dijo.

–¿Ustedes dijeron no al estudio?

–Claro, lo que pasó fue que se empezaron a hacer las recomendaciones y una de las más importantes era que nos dijeran bajo qué soporte científico se creó la presa a esas dimensiones, primero a 80 y luego a más de 100 metros de altura (en la cortina de agua; en segundo lugar, que si iban a tener la certeza de que iban a tener la cantidad suficiente de agua para llenar la presa, y en tercer lugar, que por qué se tenía que construir un acueducto a la ciudad de León para que León usara esa agua, la contaminara y luego nos la regresara en el río Santiago y que si los pobladores de Los Altos de Jalisco por ejemplo tenían que pagar porque León no la va a pagar, esto se lo hicimos saber como observatorio al gobernador con estudios sustentados, y obviamente no nos creyó.

Pero Hermes Ulises fue contundente al señalar que el supuesto estudio realizado por la Unops no fue sino una justificación del gobierno estatal con lo que legitimaron lo que ya se había advertido como innecesario.

“Se contrató una entidad que obviamente cobra caro, que utilizó los estudios que ya estaban hechos, que en parte nosotros hicimos y en parte los que hizo el IMTA (Instituto Mexicano de Tecnología del Agua) y sólo sacó sus propias conclusiones, y yo supongo que bajo más intereses económicos y políticos que científicos, esa es mi apreciación”, sostuvo.

–¿Y esto a quién beneficia?

–Creo que a quien va a beneficiar es a una empresa española, todo mundo lo sabe, Abengoa, que es una empresa que está en quiebra y que el gobierno del estado le invirtió dinero del Fondo de Pensiones del Estado, y que obviamente hay una inversión muy fuerte que si no se cumple con el proyecto se va a perder, como el caso de la Villa Panamericana y otros proyecto como el de Chalacatepec, obviamente esta empresa no tiene el soporte económico para que se detenga una obra de esta magnitud, entonces yo creo que hay intereses económicos y políticos y  proyectos de desarrollar (zonas habitacionales) en otras zonas, vendría otros proyectos referentes al agua donde hay proyectos inmobiliarios de mucho peso y que habría intereses privados.

Finalmente, resaltó que al momento lo que debe también preguntarse es con qué se llenará dicha presa pues hay varias condiciones que han sido adversas como la falta de lluvias y la escasez de los mantos freáticos; asimismo, dejó en claro que la presa tampoco es lo que permitirá abastecer de agua potable a la ZMG, pues la fuente de abastecimiento del líquido en la metrópoli está enfocada en el lago de Chapala y mantos freáticos, agua subterránea que cada vez es más escasa y que debe conseguirse a mayor profundidad.

Anuncios