ARISTÓTELES SEPULTA TEMACAPULÍN; DECIDE PRESA A 105 METROS

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Ftraficozmg%2Fvideos%2F1540223756039582%2F&show_text=0&width=560

Por: Sergio Hernández Márquez (@sergio2hm) / http://reverso.mx/aristoteles-sepulta-temacapulin-decide-presa-a-105-metros/

La Presa el Zapotillo se va a elevar a 105 metros de altura, decidió el Gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, y no se va a salvar el poblado de Temacapulín.

El funcionario dio a conocer esta conclusión luego de justificarse a partir de los resultados que da a conocer el estudio de la oficina de Naciones Unidas para Servicios y Proyectos (UNOPS) en Palacio de Gobierno, en el que mencionan que una presa de 105 metros puede dar hasta 7500 litros por segundo para Jalisco y Guanajuato.

Habitantes de Temacapulín y defensores de los mismos, presentes en Palacio de Gobierno donde se realizó en al anuncio, comenzaron a reclamar esta decisión al mandatario quien respondió que la batalla la perdieron juntos porque supuestamente él sí había estado comprometido con esta lucha.

La UNOPS hizo un estudio en el que determinó cómo repartir el agua de la cuenca del Río Verde pero no alternativas para salvar a las poblaciones que se han visto afectadas en sus derechos humanos, la promesa que hizo Aristóteles Sandoval días antes de tomar protesta como Gobernador.

Los resultados del estudio de la UNOPS fueron ocultados durante meses por el Gobierno de Jalisco justificando que se podrían dar acciones de terrorismo o de rebelión, y fue este jueves cuando el mandatario decidió darlo a conocer, invitando a personas diversas para que minutos antes de su aparición hablaran de lo bien que se había hecho el estudio.

“Una cortina de menos de 80 metros no sería la solución porque dejaría fuera a todas las demás variables: Guadalajara, Los Altos y León. y con ellas una decena de millones de habitantes. Así las cosas. Lo que corresponde y lo que me toca como gobernador es salvaguardar antes de que otra cosa ocurra, que los derechos de reubicación y de indemnización de los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo queden completamente a salvo”, dijo el Gobernador.

El estudio de la UNOPS costó 90 millones de pesos, pagados con dinero del Gobierno de Jalisco, para decidir lo mismo que ya había hecho Emilio González Márquez en septiembre de 2007: una presa de 105 metros sin salvar a las poblaciones de Temacapulín Acasico y Palmarejo.

Lo único que cambió es la cantidad de agua posible de distribuir ya que según la UNOPS no se pueden repartir 8600 litros por segundo, como dice el acuerdo de distribución vigente desde 1997, sino que da para 7400 litros almacenados en una presa de 105 metros.

La decisión de hoy no podía ser diferente dado que en el año 2005, cuando se decidió el sitio de construcción, uno de los impulsores fue Enrique Dau Flores, entonces director de la Comisión Estatal del Agua en la administración de Francisco Ramírez Acuña, y quien hoy es el principal asesor de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

De hecho fue el mismo Dau Flores quien en el año 2005 fue a Temacapulín a decirles a los pobladores que ahí cerquita, en el Río Verde, se iba a construir una presa de 80 metros de altura pero que no se preocuparan porque los iban a proteger con unos diques, oferta que resultó ser una mentira para justificar que se estaban realizando reuniones atendiendo el derecho de los pobladores a la consulta.

Enrique Dau Flores y Aristóteles Sandoval

 

“Perdimos juntos”

Durante su intervención este mediodía en Palacio de Gobierno, el Gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval, se atrevió a decir al micrófono que la batalla la había perdido junto a los habitantes de Temacapulín porque él sí estaba comprometido a salvar el poblado, pero que coincidieron tanto Conagua como la UNOPS de que esto no era posible y que “no los iba a arriesgar”.

“Salvar Temacapulín ya no es técnicamente una variable a seguir, esa batalla no la perdieron solos, la perdimos juntos; lo lamento créanme, pero no los vamos a poner en riesgo. Confío en que entenderán que no está en mis manos, que no hay otra solución posible porque el planteamiento de una cortina de menos altura, lo digo con absoluta sinceridad, es un mito y por tanto es un falso debate”, expresó el mandatario.

Fue entonces que el Padre Gabriel Espinoza se paró de su asiento, comenzó a reclamar a Aristóteles, quien le dijo que lo esperaba en su oficina para hablar de frente.

“Que me señale la historia por ser el precursor de los servicios que necesita nuestra gente, nuestra presentes y futuras generaciones”, le dijo al padre mientras el equipo de seguridad del mandatario lo contenía para que no pudiera ponerse junto al Gobernador.

“Deje de estar engañando a la gente”, dijo Aristóteles Sandoval ante los reclamos.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F449113661917721%2Fvideos%2F843752119120538%2F&show_text=0&width=560

Los estudios de la UNOPS mencionan en un resumen ejecutivo, que una presa a 80 metros sobre el Río Verde podría atender un caudal firme de 4.8 m3/s (metros cúbicos por segundo) con una confiabilidad del 98% operando en promedio al 80% de su capacidad de embalse, pero sometida frecuentemente a vertidos por excedencias a través de la estructura del aliviador.

Planteó entonces varios escenarios para repartir el agua, uno de ellos que el Acuerdo de Distribución entre Jalisco y Guanajuato quede en repartir 7.5 m3/s, factible de ser entregarlo con garantía de satisfacción del 100%, con una cortina a 105 metros que opere bajo ciclos de llenado y vaciado regularizados, incluso bajo la influencia de periodos secos plurianuales.

El Gobernador quiso mostrarse como un estadista al señalar que dejaría a la historia un proceso y un estudio como el que se hizo para tomar la decisión que hoy daba a conocer, y que había que dejar atrás 30 años de falta de decisiones y de debates estériles.

“30 años de titubeos de ausencia de autoridad y debates estériles, más de 30 años en los que Jalisco, me refiero a las autoridades, hicieron muy poco para garantizar el abasto de agua. La realidad salta a la vista, hemos aquí 30 años después buscando respuestas”.

Agregó entonces que cuando inició su administración en marzo de 2013 tenía claridad sobre tres aspectos:

Primero: que no iba a permitir que Jalisco fuera quien padeciera las decisiones sobre la altura de una presa construida en territorio de Jalisco. y que no iba a permitir la inundación de Temacapulín porque ello precisamente representaba ceder a un planteamiento en el que sacrificaba Jalisco en beneficio de otra entidad

Segundo: que “No iba a incurrir en la irresponsabilidad y la indolencia de quienes me antecedieron en el cargo; no iba a aplazar para evadir el desgaste, no iba a aletargar para eludir el deber básico de cualquier autoridad: tomar una postura y asumirla con decisión”.

Tercero: Que sabía que el origen de la postergación se encontraba en una “discusión bizantina que confrontaba estudios” que sometían al debate en una permanente descalificación. “El resultado suma cero”.

Acueducto de la Presa El Zapotillo para llevarse el agua a León y dar a ciudades de Los Altos. Gráfico de Conagua

Aristóteles Sandoval agregó que la lección de todo esto es que debemos caminar por un nuevo sendero en el que la gestión del agua sea integral y el uso sea responsable, y que si van a un nuevo acuerdo de distribución de agua entre Jalisco y Guanajuato sea tomando en cuenta el impacto ambiental y el uso racional de recursos.

Por ello dijo que en adelante se buscará hacer uso de menos agua y menos fertilizantes, compromiso en el que ningún productor puede quedar fuera de estos esfuerzos.

A Los Altos Jalisco mandó el mensaje de que si quieren más agua también deben incrementar el tratamiento de la misma, para lo cual ofreció ayuda a través de su Gobierno.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Ftraficozmg%2Fvideos%2F1540223756039582%2F&show_text=0&width=560

 

Anuncios