Después del desastre ecológico, San Pedro Valencia es casi un pueblo fantasma

Anuncios