Huicholes protestan por pésimos servicios de salud

Más de cuatro mil habitantes de Tateikie reclaman el cumplimiento de una recomendación de la CEDH; carecen de médicos y medicinas.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

Indígenas de más de 20 localidades de la comunidad de San Andrés Cohamiata (Tateikie) protestaron ayer en sus territorios comunales enclavados en el municipio de Mezquitic, al norte de Jalisco, por la falta de cumplimiento de la Secretaría de Salud de Jalisco al abasto de medicamento y el mejoramiento de las condiciones de los servicios médicos en las casa de salud y demás espacios comunitarios de las montañas, lo que va en detrimento de cuatro mil moradores, dijo el segundo gobernador de ese pueblo wixárika, Alfredo Carrillo Salvador.

“Es el caso de las clínicas y centros de salud, padecemos falta de medicamentos básicos, no hay médicos sino pasantes, y no es una atención continua desde hace más de 2 años; esto afecta a toda la región, son en total 54 localidades solamente en Mezquitic; la recomendación que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos no se ha cumplido, el actual secretario [Antonio Cruces Mada] ha firmado compromisos y nada; no hay ni lo básico, vendas, suero antialacrán; sólo tenemos enfermeros o pasantes. Los que traen un problema serio se trasladan hasta Huejuquilla o Colotlán, siempre que puedan pagar traslado; quienes no, a sufrir o pedir prestado. La verdad estamos batallando mucho”, explicó a MILENIO JALISCO.

Dijo que para fortuna de la gente, las embarazadas que traen procesos complicados o algunos pacientes crónicos han podido contratar fletes en camioneta para transitar caminos muy irregulares, “terracería en pésimas condiciones”. Los grupos de vecinos de la sierra se manifestaron en localidades como San Miguel Huaixtita, Popotita y Ciénega de Guadalupe.

Una comitiva fue recibida a la misma hora de las protestas en el Congreso del estado, por parte de la diputada que preside la Comisión de Asuntos Indígenas, Fela Pelayo López, y se habilitó una brece conferencia de prensa para hacer énfasis en el problema.

En 2016, se emitió una amplia recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, registrada bajo el número 33/16 y hecha pública el 23 de septiembre, dirigida a Antonio Cruces Mada, secretario de Salud y director del organismo público descentralizado Servicios de Salud Jalisco, “por la violación de los derechos a la legalidad en la protección de la salud de quienes integran pueblos originarios y comunidades indígenas”.

La CEDHJ “documentó deficiencias en las unidades de servicios de salud de las localidades wixaritari de la comunidad Tuapurie, en las que se encontró instalaciones dañadas e insuficientes para la prestación de un servicio digno; falta de personal médico y de enfermería que atiendan dentro del horario ordinario y de urgencias; deficiente capacitación a los auxiliares de salud y falta de entrega oportuna a éstos de sus compensaciones económicas; carencia de vehículos para el traslado de los médicos y personal de enfermería que atiende las unidades móviles; carencia de medicamentos y caducidad de los existentes; insuficiente material de curación e insumos, así como falta de ambulancias y de una adecuada regulación y prestación del servicio”.

La recomendación fue aceptada, pero no ha sido cumplida.

SRN

 

Anuncios